17/03/2017

Argentina

Huelga docente

Multitudinaria marcha ratificó el conflicto docente en Buenos Aires

Los gremios docentes de la provincia de Buenos Aires realizaron una multitudinaria marcha en La Plata para pedir a la gobernadora María Eugenia Vidal un aumento salarial que ponga a los maestros por encima de la línea de pobreza.
Ampliar (1 fotos)

"Paritaria nacional o paro nacional" dijeron los docentes

Acompañados de estatales, médicos y judiciales, los seis gremios docentes realizaron una masiva marcha en La Plata para exigir un aumento salarial que ponga a los maestros por encima de la línea de pobreza. Advirtieron que si no hay una convocatoria a la paritaria nacional del sector la respuesta será una huelga con movilización hacia la Plaza de Mayo.

En su discurso, el titular del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (Suteba), Roberto Baradel, afirmó que “el gobierno está acostumbrado a que todo se vende y todo se compra, pero la dignidad de los trabajadores no se vende”.

Con esa frase, Baradel hizo referencia al plus salaria que la gobernadora prometió pagar a los maestros que no se adhirieron a los paros cumplidos en la provincia de Buenos Aires.

“Acabamos de decidir en esta asamblea publica de trabajadores la continuidad de la lucha”, dijo el sindicalista, quien en ese contexto remarcó: “paritaria nacional o paro nacional y movilización a Plaza de Mayo”.

“No queremos desestabilizar a nadie, los que están desestabilizando las vidas de nuestras familias son ellos con sus políticas económicas. No tenemos miedo. No tenemos precio. No nos van a poder quebrar”, continuó.

En tanto, la titular de la Federación de Educadores bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini calificó de “multitudinaria” la convocatoria y pidió “mesas de negociación, no convocatorias” por paritarias.

“Queremos un encuentro de partes en donde se ajusten y se definan posiciones. Sin ese ámbito, no podemos avanzar”, dijo la dirigente gremial.

Petrocini sostuvo que “no puede desconocer el gobierno que los docentes estamos movilizados; los docentes exigimos no estar por debajo de la línea de pobreza”.

Además, evaluó que al otorgar un plus salarial a los maestros que no realicen paros, la administración de María Eugenia Vidal “quiere debilitar la lucha y poner docentes contra docentes”.

Por su parte, el secretario general de Udocba, Miguel Díaz, remarco la unidad de las entidades gremiales. “No es un fin en sí mismo, es el instrumento para lograr el objetivo que nos trazamos. Un 35% para todos los docentes de la provincia de Buenos Aires y que nadie gane un salario menor a 14 mil pesos que es la línea de la pobreza”, resaltó.

A su turno, la secretaria adjunta de Sadop, Inés Busso, remarcó la respuesta ante la convocatoria y la unidad de todos los trabajadores de la educación y aseguró que “no nos van a quebrar, estamos en la calle una vez más para manifestar esta lucha”.

“El gobierno dice que quiere dialogar, nosotros también tenemos vocación de dialogo, queremos hablar y discutir. Queremos una paritaria nacional que fije un piso del salario de todos los docentes” sostuvo la representante de los docentes privados.

En tanto, el representante de ATE, gremio que nuclea a los trabajadores del Estado, Oscar De Isasi, sostuvo que “el movimiento de trabajadores tiene mucha riqueza en el debate” y ante ello “fuimos capaces de procesar sin dejar de lado los debates que habitualmente damos”

“Era necesario hoy en esta plaza derrotar a la Gobernadora Vidal (María Eugenia) en el intento de disociar a las organizaciones sindicales y a los trabajadores, ilegalizando la protesta, castigando con los descuentos y premiando a los que quieran trabajar que hoy han sido derrocados” manifestó.

De Isasi, remarcó “el paro es contundente y estamos construyendo una señal que obligue a sentarse a discutir con los trabajadores como mejoran las condiciones”.

Los dirigentes pronunciaron sus discursos en un palco montado en la Plaza san Martín de La Plata, de espaldas a la Casa de Gobierno, donde convergieron las distintas columnas de los seis gremios docentes a los que se sumaron los trabajadores judiciales de la Asociación Judicial Bonaerense y los médicos de los 80 hospitales bonaerenses nucleados en la Cicop.



Recomienda esta nota: