26/12/2016

El mundo

Avión ruso: rescataron al menos 11 cuerpos y no hay indicios de ataque terrorista

El servicio federal de seguridad de ese país aseguró que el accidente de la aeronave que se precipitó al Mar Negro con 92 pasajeros se produjo por una falla técnica o error humano.
Ampliar (1 fotos)

Barcos de la división de rescate de la región sur operan en la zona del siniestro.

El servicio federal de seguridad ruso aseguró que hasta el momento no hay indicios de que el accidente del avión Tu-154 que se precipitó al Mar Negro con 92 pasajeros el domingo pasado pueda atribuirse a un ataque terrorista o a un sabotaje a bordo, y consideran que se produjo por una falla técnica o error humano.


"Las cuatro líneas básicas de investigación son el impacto de un objeto extraño en un motor, combustible de mala calidad que hizo perder empuje o quizás detuvo los motores, un error del piloto o una falla técnica del avión", detalló el FSB en un comunicado.


"Hasta el momento no hay indicios o pruebas que lleven a la posibilidad de un ataque terrorista o un sabotaje en vuelo", agregó la información difundida por la agencia de noticias TASS.


En tanto, continúan las tareas de recuperación de cuerpos y restos del avión. Al menos 11 cuerpos fueron rescatados ya por los seis barcos de la división de rescate de la región sur, que operan en la zona del siniestro y que abarca 10,5 kilómetros cuadrados.


Los restos de las víctimas fueron trasladados este lunes a Moscú en un Ilyushin Il-76 del Ministerio de Defensa, que aterrizó a las afueras de la capital rusa, en el aeródromo de Chkalovski, el mismo del que había partido el siniestrado Tu-154.


La aeronave llevó a Moscú, donde se llevarán a cabo las pruebas forenses, diez cuerpos de un total de 11 recuperados hasta el momento, así como 86 fragmentos, confirmó el viceministro de defensa ruso, Pável Popov.


El Tu-154 despegó con 92 personas a bordo -84 pasajeros y 8 tripulantes- de la ciudad rusa de Sochi con destino a Latakia, en Siria, a las 05:20 (23:20 del sábado en Argentina) desapareció de los radares y a las 05:40 (23:40) dejó de responder a las comunicaciones, informó el Ministerio de Defensa de Rusia, según consignó Sputnik Mundo.


Posteriormente, el organismo informó que la nave se precipitó al mar y que sus restos fueron encontrados a 1,5 kilómetros de la costa de Sochi.


Además, el Ministerio publicó la lista completa de los pasajeros y tripulantes que iban a bordo de la aeronave, entre ellos 64 integrantes del Ensamble Aleksándrov del Ministerio de Defensa ruso, también conocido como el Coro del Ejército Rojo y periodistas de los canales de televisión rusos Canal 1, NTV y Zvezda.


Asimismo, formaba parte del pasaje la activista y médica Elizaveta Glinka, conocida en Rusia como doctora Liza, directora de la organización internacional Ayuda Justa y miembro del Consejo Presidencial ruso, que llevaba medicamentos para el hospital universitario sirio de Latakia.


Por su parte, los músicos del Ensamble Aleksándrov se dirigían a Hmeymim, para actuar ante los militares con motivo del Año Nuevo.


La base de Hmeymim, en Latakia, al noroeste de la costa mediterránea, es la base aérea militar rusa en Siria y la plataforma de la guerra desde donde despliega su contingente de la Fuerza Aeroespacial.


El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, dirige personalmente los trabajos de búsqueda y rescate en el área del siniestro, mientras que el Comité de Investigación abrió una causa penal por supuestas violaciones de las leyes aeronáuticas, dijo la portavoz del ente, Svetlana Petrenko.


El presidente Vladimir Putin, ordenó además crear una comisión de investigación para esclarecer las causas de la tragedia.


El Tu-154 siniestrado fue fabricado en 1983, tenía 6.689 horas de vuelo y su última renovación tuvo lugar en diciembre de 2014. En septiembre de este año, el avión se sometió a las tareas de mantenimiento rutinarias, dijo Defensa.


Aunque inicialmente diversos integrantes del gobierno ruso minimizaron la posibilidad de un atentado o la descartaron, el ministro de transporte, Maxim Sokolov, aclaró luego que por el momento no se puede indicar la causa del accidente del Tu-154 y todas las posibilidades están abiertas.


Según el medio, los servicios de inteligencia están revisando la lista de todas las personas que pudieron tener acceso a la aeronave en el aeropuerto de Sochi.


Recomienda esta nota: