16/02/2017

El mundo

En 2022

El choque de dos estrellas provocará un cambio en el cielo

En 2015 predijeron la posibilidad de una colisión y en enero de 2017 lo confirmaron en el encuentro anual de la Sociedad Astronómica Nacional.
Ampliar (1 fotos)

El comportamiento de KIC 9832227 es seguido desde 2013.

La probabilidad de predecir el choque de dos estrellas es de una en un millón. Y dado que el astrónomo Larry Molnar lo hizo, conviene reservar asientos en el lugar favorito de cada quien, ya que la luz que emitirán en 2022 la fusión de la estrella KIC 9832227 y una segunda que la orbita se multiplicará por 10.000 y dará como resultado la estrella más brillante del cielo nocturno de la Tierra, a punto tal que el fenómeno se podrá observar a simple vista. Modificará, además, el aspecto de la Cruz del Norte.

El profesor Molnar, de Calvin College, Michigan, ha seguido el comportamiento de KIC 9832227 desde 2013. Uno de los miembros de su equipo, la estudiante Karen Kinemuchi, notó un cambio en la luminosidad: se podía explicar porque se tratara de una estrella variable pulsante (aquellas cuyo brillo, temperatura y espectro varían según una expansión y contracción de sus capas exteriores) o porque se hallara en un sistema binario (dos estrellas que se orbitan mutuamente).

Molnar, Kinemuchi y otro estudiante del Departamento de Física y Astronomía, Henry Kobulnicky, confirmaron que se trataba del segundo caso: "Las dos estrellas comparten una atmósfera común, como dos maníes en una sola cáscara", ilustró el profesor de Calvin College. En 2015 predijeron la posibilidad de una colisión y en enero de 2017 Molnar lo confirmó en el encuentro anual de la Sociedad Astronómica Nacional, en Texas. En su conferencia precisó una estimación de fecha, 2022, cuyo margen de error puede ser de un año después o antes.


Las constelaciones de Cignus y Lyra, con la Estrella del Norte marcada en azul. Cuando suceda la fusión del sistema binario de la estrella KIC 9832227, cambiará su aspecto. (www.calvin.edu)


El sistema —como ahora se sabe que es— de KIC 9832227 se denomina binario en eclipse (una estrella pasa delante de la otra según se ve desde la Tierra), y a medida que los dos astros se acerquen, la ruta las llevará a la fusión y la explosión. El resultado será una nueva estrella única de la constelación Cygnus, y se sumará al trazo visible de la Cruz del Norte.

Mientras estudiaban las explicaciones posibles a la alteración de luminosidad de la KIC 9832227, Molnar revisó un texto del astrónomo Romuald Tylenda sobre cómo se había comportado la estrella V1309 Scorpii antes de su explosión inesperada en 2008, que produjo una nova luminosa roja, un tipo específico de explosión cósmica. En las notas de Tylenda se mencionaba el contacto en un sistema binario: Molnar halló en esa observación su Piedra Roseta para interpretar lo que él estudiaba.

"Creemos que nuestra hipótesis sobre la fusión de las estrellas debería ser tomada en serio ahora mismo, y deberíamos utilizar los próximos años para estudiar esto intensamente de manera tal que si se da la explosión sepamos qué condujo a ella", dijo en su exposición. Es decir que además de la noticia sobre el fenómeno, el equipo de Calvin College encontró una oportunidad única de entender algo más sobre el universo: cómo se produce una nova luminosa roja.


Recomienda esta nota: