19/03/2017

El mundo

El papá de hombre abatido en el aeropuerto de París niega que su hijo haya sido terrorista

Su padre explicó que podría haber estado "bajo la influencia del alcohol y el cannabis", cuando intentó arrebatarle el arma a un agente antiterrorista horas después de haber atacado a otro gendarme.
Ampliar (1 fotos)

Ziyed Ben Belgacem, el joven abatido en el aeropuerto de Orly de París luego que intentara arrebatarle el arma a un soldado.

El padre de Ziyed Ben Belgacem, el joven abatido en el aeropuerto de Orly de París luego que intentara arrebatarle el arma a un soldado, aseguró que su hijo no era yihadista ni integraba ningún grupo islámico extremista.

"Mi hijo nunca fue un terrorista", aseguró el padre de Ziyed Ben Belgacem, quien fue detenido después del ataque junto a un hermano y un primo del atacante. El domingo por la noche, el progenitor de Belgacen fue liberado, mientras que sus otros dos familiares aún permanecen bajo custodia, informó la agencia de noticias DPA.

El hombre contó además que su hijo, de 39 años, bebía y no rezaba. Explicó que el joven podría haber estado "bajo la influencia del alcohol y el cannabis", cuando intentó arrebatarle el arma a un agente antiterrorista horas después de haber atacado a otro gendarme.

Durante el forcejeo que mantuvo con la soldado en el aeropuerto de Orly, el joven abatido les dijo a los otros dos miembros de la patrulla: "Tiren las armas, estoy aquí para morir por Alá, de todas formas va a haber muertos". Posteriormente, fue abatido.

El progenitor del atacante contó también que su hijo lo llamó el sábado por la mañana y le pidió perdón. "He hecho una tontería con un gendarme", aseguró que le dijo su hijo, en referencia al primer ataque ocurrido en las afueras de París cuando el agresor disparó contra una agente en un control policial.

En el registro del domicilio del agresor, en la localidad de Garge les Gonesse, la misma en la que disparó contra la agente, se encontró una pequeña cantidad de cocaína, por lo que los investigadores tratan de determinar si había consumido drogas.

Belgacem, que tenía antecedentes penales por robo a mano armada y por tráfico de estupefacientes, había sido vigilado por los servicios de inteligencia franceses por su radicalización durante una estancia en prisión. Sin embargo, un registro de su domicilio en 2015 no dio como resultado ningún signo preocupante, por lo que no fue fichado por los servicios de inteligencia. 

Ahora la autopsia podrá esclarecer si el atacante actuó bajos los efectos de las drogas y el alcohol, en paralelo a que la Fiscalía antiterrorista continúa la investigación sobre cuáles fueron los motivos del ataque.


Recomienda esta nota: