05/02/2017

Opinión

Talan árboles en plena Capital

Este acto de “arboricidio” va contracorriente de cualquier política ambiental bienintencionada y tira por tierra lo que viene pregonando nuestro Papa.
Ampliar (1 fotos)

El destruir arboles pone de manifiesto un serio problema de un camino sin retorno. Ver la imagen de los ejemplares de tipas talados en avenida Mitre al 100, en la vereda de un colegio religioso, llena de desesperanza y congoja, máxime tratándose de ejemplares fuertes y que debían ser protegidos.

 

Nuestro Papa argentino Bergoglio, justamente se puso Francisco como nombre emblemático para su apostolado, el devoto y Patrono de la ecología, sin embargo va a contramano una imagen que recorrió la República ver los arboles asesinados por la mano del hombre y frente a un colegio religioso, es más esa imagen se hizo mucho más fuerte y rechazable al ver un tracabato trabajar en plena avenida a la vista y críticas de todos; muchos creían estar presenciando algún desmonte en el chaco-salteño o en cualquier otro punto.

 

Este acto de “arboricidio” va contracorriente de cualquier política ambiental bienintencionada y tira por tierra lo que viene pregonando nuestro Papa. Preguntamos los ambientalistas, por qué la municipalidad de la Capital permitió semejante crimen. Tucumán es una zona que a la sombra hace 50 grados, ¿se los corta porque molestan? ¿Por qué ensucian? ¿Por qué?

 

Los arboles nos dan vida y cuando en la mayoría de los establecimientos educativos se fomenta el cuidado del medio ambiente con proyectos de plantaciones de ejemplares, aquí hicieron un daño irreparable frente a un colegio que alberga miles de estudiantes que deben amar los arboles, preguntamos: ¿quién es el responsable?

 

Dios perdona siempre, el hombre aveces, la naturaleza nunca.

 

Pedro Martínez - Víctor Hugo Guardia

Casacas Verdes de Conciencia Ambiental Tucumán



Recomienda esta nota: