26/03/2017

Tucumán

Día de la Memoria

Fuimos 30.000

La jornada del 24 de Marzo cerró con las calles de Tucumán copadas, y un emotivo acto.

La marcha por la memoria en Tucumán arrancó alrededor de las 19 horas del pasado viernes 24 de marzo. La convocatoria fue masiva, como todos los años, pero en este 2017 se agregó una característica extra: fue unificada.

Las organizaciones de derechos humanos, partidos políticos de diversos arcos de la izquierda, el kirchnerismo, el peronismo ortodoxo, agrupaciones de la izquierda universitaria, y el PTS, se reunieron durante la semana previa a la marcha para debatir las posibilidades de una marcha conjunta. Finalmente, la coalición por el nunca más sucedió y todos los convocados pudieron copar las calles tucumanas, a excepción por supuesto del Partido Obrero, que decidió no sólo no adherir al documento conjunto, sino de no marchar con la columna unificada.




Calcularon entre 10.000 y 15.000 personas, a lo largo de 10 cuadras de marcha. Las columnas de los diferentes espacios de militancia se hicieron ver con banderas, carteles, murgas, cánticos, y tanto la marcha como el acto central estuvieron bañados por colores, pero la consigna fue una sola: fueron 30.000 fue genocidio. Ésta consigna fue otro de los consensos a los que se llegó entre los agentes del arco político, con la clara intención de reivindicar el número de los 30.000 –cuestionado desde diferentes fuentes de la alianza Cambiemos y otros sectores de la derecha- y desmontar, de nuevo, en tela de juicio la fatídica teoría de los demonios –que la derecha intenta reflotar y que intenta desligar al Estado de su acción terrorista, para indicar que hubo “una guerra”-.

La masividad de la marcha hizo que las columnas demorasen en llegar a la plaza, o más bien, fueran a un ritmo tan pausado que había cuadras de diferencia entre las primeras y las últimas columnas. El calor humano de los compañeros de las diferentes agrupaciones copó toda la zona de desplazamiento y la amenaza de lluvia, en un cielo que iba pasando del gris al marrón claro, no movieron a nadie de su lugar. Estuvimos ahí desde las seis de la tarde hasta entradas las diez. Una marcha y un acto que tuvieron por resultado cerca de cuatro horas dan pie a tener esperanza. Dan pie a pensar que como se escuchaba:

“Alerta, Alerta,
Alerta que están vivos
todos los ideales
de los desaparecidos”





Si bien las diferencias en cuanto a  las aproximaciones políticas de las distintas organizaciones no se han borrado por haber marchados juntos, ni se puede ser inocente como para pensar que lo harán pronto, la unificación, la discusión, el debate, que la memoria ha provocado en Tucumán, no sólo nos da pie a pensar en futuras alianzas concretas, o al menos colaboraciones, sino que dentro del contexto de la memoria, permitió después de 9 años, que muchos sectores reflexionen y lleguen a la clara conclusión de que el terrorismo de estado fue igual para todos, atravesó nuestras vidas. En las calles, este último 24 de marzo, fuimos miles denunciando a la derecha, poniendo la memoria delante de todo, este último 24 de marzo, fuimos 30.000. 









Recomienda esta nota: