11/01/2017

Tucumán

Enterate de cómo podés evitar los alacranes en tu hogar

Los alacranes son insectos propios de nuestro hábitat debido al clima subtropical y proliferan en esta época del año. En Tucumán hay dos especies ponzoñosas.

Por la humedad en el ambiente y el ascenso de la temperatura, es frecuente la aparición de alacranes en distintas ciudades de la provincia en esta época del año. Es recomendable tener en cuenta ciertas medidas para prevenir incidentes, desinfectar y para saber cómo actuar ante una picadura.

 

Los alacranes, también llamados escorpiones, son insectos propios de nuestro hábitat debido al clima subtropical. En Tucumán hay dos especies ponzoñosas, que tienen distinta toxicidad: Tityus trivittatus y Tityus confluens.

 

El trivittatus tiene el dorso castaño claro con 3 bandas longitudinales castaño oscuras. Es la especie argentina que mejor se ha adaptado a convivir con el hombre. Son  más abundante en ambientes urbanos que en sitios naturales.  Tienen entre 5 y 7 centímetros de largo. Inyectan el veneno a través del aguijón que se encuentra en el telson (es el último segmento de la cola). En estas especies venenosas el telson, además del aguijón, posee una espina más pequeña (parece un aguijón doble).


 

El confluens tiene el dorso castaño oscuro, sin bandas. Se reportan más accidentes de estos alacranes durante la primavera y el verano.  Tienen las pinzas más cortas y gruesas. Su color es siempre uniforme. La cola no posee el aguijón secundario.

 


Estos alacranes son intradomiciliarios, nocturnos, viven en lugares oscuros y húmedos de las casas, como cocinas, baños, lavaderos y cañerías. Su alimentación se basa en escorpiones, arañas, cucarachas, langostas y otros insectos.

 

La responsable del Departamento de Enfermedades Transmisibles, Mónica Malé, dijo que lo primero que se debe hacer tras una picadura es concurrir a un servicio de salud. “La picadura puede provocar un cuadro clínico leve, moderado o grave  y siempre requiere intervención médica”, afirmó. En este sentido, dijo que se tiene que controlar los signos vitales, la frecuencia cardiaca y respiratoria, y signos neurológicos. Debe haber un control mínimo de 3 horas.

 

“La provincia tiene un stock de suero, la  provisión del mismo la realiza el Instituto Malbrán; único productor en nuestro país. La reposición la realiza el programa y se hace control de cadena de frío. Hay suero específico para cada tipo de picadura”, explicó.

 

En Tucumán, el suero se encuentra disponible en el Hospital del Niño Jesús; Hospital Ángel C. Padilla; Centro de Salud Zenón Santillán; de Concepción Miguel Belascuian;  Hospital de Monteros y pronto se va a incorporar al Hospital Nicolás Avellaneda. Cabe destacar que no todas las picaduras requieren la colocación del anti veneno, pero sí o sí se requiere la observación de un equipo médico.

 

Es recomendable recolectar el escorpión, vivo o muerto y conservarlo en alcohol. Para así poder identificar y determinar la peligrosidad del insecto en el hospital.

 

Frente a eventuales picaduras, no se deben realizar tratamientos caseros, sí hay que lavar con agua y jabón, aplicar hielo y recurrir urgente al centro asistencial más próximo.

 

A continuación, te detallamos ocho medidas para controlar la población de alacranes en tu hogar:

 

- Revise y sacuda ropa y calzado antes de usarlo

 

- Evite caminar descalzo

 

- Evite que la ropa de cama entre en contacto con el piso

 

- Elimine elementos en desuso

 

- Desmalece permanentemente el peridomicilio

 

- Retire escombros, maderas, ladrillos

 

- Coloque rejillas de trama fina en todos los resumideros (baño, patio cocina, etc.) y mantenga tapados los desagües de piletas y bañaderas

 

- Fumigue su vivienda periódicamente (mínimo 2 o 3 veces al año). Los productos recomendados por el Ministerio de Salud de la Nación son: piretroides o piretroides combinados con carbamatos.

 



Recomienda esta nota: