spot_img
13.2 C
San Miguel de Tucumán
sábado, 18 mayo, 2024
InicioArgentinaMayo llega con un nuevo aumento en los combustibles

Mayo llega con un nuevo aumento en los combustibles

A partir del próximo mes se aplicaría un nuevo incremento en los combustibles. El Gobierno estudia postergar la suba.

A partir del 1° de mayo, se anticipa una nueva actualización del impuesto a los combustibles líquidos (ICL), que las compañías petroleras – YPF, Shell, Axion y Puma Energy – podrían trasladar a los surtidores. Si no hay un cambio repentino de decisión, el aumento en los precios de la nafta y el gasoil será de al menos un 8%, en caso de que el incremento del tributo refleje la inflación del último trimestre de 2023, como estaba originalmente previsto. A esto se podría sumar la devaluación mensual del 2% que aplica el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y el alineamiento con los precios internacionales que están adoptando las empresas del sector.

De esta manera, el quinto mes del año comenzará con un nuevo incremento en el impuesto sobre los combustibles líquidos. Esta sería la última actualización de los impuestos que habían sido pospuestos desde julio de 2021 durante la gestión anterior, según lo establecido por la Secretaría de Energía mediante el decreto 107. En lo que va de 2024, los precios de las naftas y el gasoil han aumentado en promedio un 51,3%.

Por otro lado, el gerente de la Confederación de Entidades de Comercialización e Hidrocarburos y Afines (CECHA), Guillermo Lego, señaló a TN que aún es «prematuro» estimar el aumento en los combustibles, ya que las petroleras deben considerar otras variables, como la devaluación mensual del 2% aplicada por el Banco Central y el precio internacional del Brent (US$88,12/barril), cuyo valor fluctúa debido a los conflictos internacionales, lo que podría resultar en un aumento mayor en los surtidores.

Además, Lego informó que durante el tercer mes del año, el consumo de naftas y gasoil cayó un 12,13% interanual. Mientras tanto, la nafta de mayor calidad experimentó una caída del 23,27%. Debido a la diferencia de precios, «los usuarios sacrificaron calidad por precio». Según Lego, la disminución en el consumo de combustibles no se debe únicamente a los aumentos, sino también a la «reducción sostenida del poder adquisitivo» de los consumidores.

MÁS NOTICIAS
Noticias Relacionadas