spot_img
21.9 C
San Miguel de Tucumán
jueves, 13 junio, 2024
InicioCulturas¿Cómo mejorar la experiencia del usuario online? Personalización y tecnología, la receta...

¿Cómo mejorar la experiencia del usuario online? Personalización y tecnología, la receta del juego

El objetivo de cualquier marca, empresa o negocio activo en la web es mejorar la experiencia online del usuario (o al menos debería serlo). Sí, porque una experiencia positiva en la web, en la aplicación o en el sitio, se convierte en un motor clave de fidelización y compromiso, aumenta la satisfacción y, por tanto, genera nuevas conversiones. Es decir, nuevos beneficios, nuevos ingresos, nuevos usuarios.

Pero, ¿cómo se puede mejorar la experiencia online? ¿Cómo involucrar al usuario? Un buen ejemplo es el de los juegos online, que han sabido construir su imperio sobre la experiencia del usuario.

El sector del juego se ha dado cuenta antes que otros que para ser competitivo en el mercado web es imprescindible actualizar constantemente su estrategia y ofrecer productos basados en las preferencias de los jugadores. El objetivo es personalizar la experiencia. Un reto que es posible gracias a la recopilación, el análisis y la interpretación de datos por parte de la Inteligencia Artificial. Gracias a los resultados, se pueden conocer los hábitos de juego, los géneros favoritos e incluso cuánto tiempo se pasa conectado. Información que resulta crucial para recomendar otros juegos o proponer nuevas soluciones.

Otra técnica utilizada por las casas de software es mejorar la experiencia del usuario ofreciendo características especiales como minijuegos, objetivos, misiones y recompensas asociadas a las otras características clave de las tragaperras online con dinero real. Una herramienta de compromiso modulada en torno a la gamificación y destinada a introducir elementos lúdicos como bonificaciones y recompensas precisamente para hacer que la experiencia del jugador sea más agradable e interactiva.

Si el gaming nos dice cómo mejorar la experiencia del usuario a través del marketing o del uso de la tecnología, también podemos, sin embargo, fijarnos en sus sitios y plataformas para entender de forma práctica (y si se quiere, aunque sea en pequeño) qué cambios podemos hacer en nuestro sitio web para estar más cerca de las necesidades de nuestros usuarios.

En primer lugar, debemos tener siempre claro el Customer Journey, es decir, el recorrido de nuestro usuario por nuestro sitio, para entender qué busca, de qué manera, y conocer de antemano posibles errores o disfunciones. A continuación, es fundamental optimizar la versión móvil de nuestro sitio, ya que incluso hoy en día muchas plataformas son rápidas e intuitivas desde la versión de escritorio, pero pierden gran parte de su eficacia al pasar a móvil. Si tenemos en cuenta que más del 80% de los visitantes medios de un sitio web proceden de un teléfono móvil o smartphone, este aspecto no puede subestimarse. Además, hay que prestar atención a la velocidad de carga: cuanto más lenta sea una web, más huirán los clientes.

El ejemplo es el de Amazon y otros marketplaces, que en 2014 ofrecían a los usuarios pantallas de navegación que tardaban entre 7 y 10 segundos en cargarse. Nada, se podría decir. Sin embargo, se trata de un lapso de tiempo demasiado largo en un universo web en el que todo es velocidad. Por eso, en poco tiempo, estas plataformas han reducido el tiempo de carga a menos de 3 segundos, aumentando significativamente la tasa de conversión.

De una experiencia online rápida, fluida, incluso agradable si cabe, surgen grandes oportunidades. Y generalmente también grandes beneficios.

MÁS NOTICIAS
Noticias Relacionadas