25/02/2010

Argentina

Explota un gasoducto en Córdoba

Un escape de gas provocó un incendio con llamas de hasta 100 metros de altura, según dijero los testigos. "Fue como si cayera un avión".

Un gasoducto explotó hoy en Córdoba y generó una gigantesca llama de soplete que aterrorizó a los vecinos por más de una hora, pero que pudo ser extinguida con el corte del fluido, sin que llegara a dañar a personas ni viviendas, informaron los bomberos y los medios locales.

La emergencia se declaró cerca de las 2 en el barrio Ituzaingó Anexo IVP 360 viviendas, en la periferia sur de la capital cordobesa, camino a Capilla de los Remedios, en un descampado próximo a la Refinería del Centro, pero sin viviendas en unos cien metros a la redonda.

"Fue como si se cayera un avión -graficó uno de los testigos del suceso a Cadena 3, poco antes de las 2 de la madrugada-. La explosión fue impresionante. Luego se sintió un ruido como si fuera de la turbina de un avión y el cielo se puso anaranjado".

Testimonios similares se multiplicaron por decenas rápidamente, mediante llamados y mensajes de texto al programa Noche y Día, que conduce Luis Beresovsky.

"Las llamas tenían como cien metros de alto", dijo Daniel, el primer oyente, quien vive a unos 300 metros del descampado donde ocurrió el accidente.

Fue él también quien dio la primera pista de lo sucedido. "Debe haber explotado el gasoducto troncal a Capilla de Los Remedios. Ayer estuvo trabajando en el lugar una retroexcavadora que debe haber tocado algo", añadió.

Poco después, el comisario inspector Gustavo Foli confirmó que eso era exactamente lo que había sucedido. El estallido se verificó a la 1,50.

“Cerca de las 2 de la madrugada nos ingresaron entre 60 y 70 llamadas alertando sobre una situación. Teníamos una dotación trabajando a unas 30 cuadras y fueron ellos quienes sintieron una fuerte explosión y vieron el hongo de fuego. Cuando llegaron al lugar del dramático episodio se encontraron con un cráter de 2,5 metros de profundidad y 5 de diámetro”, aseguró el funcionario policial.

Foli admitió además que no hubo que lamentar víctimas ni daños en viviendas. “Estuvo la fortuna que ocurrió en un lugar deshabitado porque de lo contrario hubiera sido un desastre”, agregó.

Si bien aún deben practicarse pericias, se estima que el ducto pudo haber sido dañado, efectivamente, por máquinas que realizan obras de desagües en el lugar, según admitió el director municipal de Defensa Civil, Martín Luque.

Se conjetura que los gases acumulados por la rotura del conducto tomaron contacto con alguna chispa provocada por cables de media tensión que pasan por el lugar y eso provocó la explosión.

Las viviendas más cercanas se encuentran a unos 300 metros del lugar, por lo cual no hubo que lamentar otros daños ni víctimas personales.

No obstante, se vivieron momentos de pánico entre los vecinos de barrio Ituzaingó, muchos de los cuales se autoevacuaron temporariamente, en prevención de posibles complicaciones.

Alertado por Bomberos, personal de Ecogas -empresa que opera el gasoducto- logró cerrar las válvulas que controlan el paso del gas, tras lo cual el fuego fue extinguido y la situación pudo ser controlada, a las 3,05 de esta madrugada.

En el terreno quedó un cráter de unos 5,5 metros de diámetro y 2,5 metros de profundidad. En el momento de mayor intensidad del fuego, las llamas podían divisarse aun desde los edificios altos del centro de la ciudad.


Recomienda esta nota: