06/04/2010

Tucumán

Causa Jefatura: se revela la vinculación de los secuestros con el Batallón 601

Un testigo señaló a uno de los agentes de reunión que trabajaba en la Universidad como el que lo delató para que lo secuestraran.

El testigo Demetrio Chamatropulos vinculó a un ex agente del Batallón 601 de Inteligencia del Ejército con su secuestro sufrido en mayo de 1977 en el testimonio brindado en la jornada del juicio oral que se sigue por la causa de la existencia de un Centro Clandestino de Detención (CDD) en la ex Jefatura de Policía de nuestra provincia.

De esta manera comienza a aclararse el papel que cumplió esa dependencia militar durante la represión ilegal en el proceso militar y cuya listas de agentes fuera desclasificada por un decreto de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y que eldiario24.com revelara la presencia de los agentes del destacamento 142 con asiento en Tucumán.

Chamatropulos, sindicó a Ismael Houache, ya fallecido y que fuera empleado de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), como el delator que había facilitado su secuestro, cuando él se desempeñaba como guardaparques y vivía en una de las casas de la residencia universitaria de San Javier. Houache figura en los listados desclasificados junto a Osvaldo "Cacho" García, quien estaba a cargo de los informativos de Canal 10, también de la UNT.

En su testimonio, el ex guardaparques relató que fue secuestrado por un grupo de encapuchados cuando bajaba en su auto desde San Javier, y trasladado a la Jefatura de Policía. Allí fue torturado y reconoció como uno de sus torturadores a Luis Armando De Cándido, alias "El Cordobés", imputado en este juicio y dijo que vio en ese mismo lugar a Roberto Heriberto "El Tuerto" Albornoz, Antonio Domingo Bussi y Alberto Zimmermann. El represor Bussi fue separado de esta causa por razones de salud, mientras que Zimmermann murió durante el proceso.

Los otros acusados en esta causa en la que se trata de establecer el destino final de 22 personas que pasaron por ese CCD, son Luciano Benjamín Menéndez, Alberto Luis Cattáneo, quien por razones de salud sigue las alternativas desde su casa a través de videoconferencia, y Carlos De Cándido, hermano menor de "El Cordobés".

Chamatropulos, que estuvo 40 días secuestrado, dijo que “me quedó en la memoria el grito de dolor de las mujeres que eran torturadas de noche”.

Las audiencias se reanudaron después de que el sistema de teleconferencia había presentado varios inconvenientes, por lo que tuvo que interrumpirse la audiencia en durante varios momentos. Esto hizo temer que el proceso fuera cuestionado, al no garantizar el derecho a la defensa de Cattáneo. Sin embargo, su buen funcionamiento durante esta jornada alejó esa posibilidad.

Los testigos que prestaron declaración ante el Tribunal Oral Federal (TOF), aparte de Chamatropulos fueron Mónica Graciela Portnoy, Carlos María MenaJuan Antonio Fote, Luis Salvador Ortiz y Héctor Hugo Heredia. Algunos de estos testimonios hicieron hincapié en que algunos Centros Clandestinos de Detención (CCD) existieron antes del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976.



Recomienda esta nota: