09/06/2010

Argentina

Vecinos de Gualeguaychú confían en que se liberarán las rutas

El movimiento de ciudadanos que pidió se liberara la ruta nacional 136, se mostró confiado en que la orden judicial se cumplirá.

El movimiento "Ciudadanos Movilizados de Gualeguaychú", que en el mes de mayo pidió al juez federal de Concepción del Uruguay, Gustavo Pimentel, que se libere la ruta nacional 136, se manifestó este miércoles confiada en que la orden judicial "se cumplirá de la mejor manera y sin violencia".

La dirigente del movimiento Cristina Garciarena dijo a Télam que "está convencida" que la orden de liberar la ruta que conduce al puente internacional General San Martín, actualmente cortada por asambleístas de Gualeguaychú, "se hará sin violencia". Además pidió "no exacerbar los ánimos para impedir que la sociedad de Gualeguaychú se divida".

Garciarena y otros integrantes de "Ciudadanos Movilizados", un movimiento que se constituyó en Gualeguaychú para tratar de lograr que se levante el bloqueo, se presentaron el 20 de mayo pasado en los tribunales federales de Concepción del Uruguay para pedir que se reabra la ruta 136. Esa vía internacional está cortada a la altura de Arroyo Verde por la Asamblea Ciudadana de Gualeguaychú, que se opone al funcionamiento de la pastera Botnia en la cuenca del río Uruguay.

El corte se mantiene en forma ininterrumpida desde el 20 de noviembre de 2006 y, según Garciarena, la presentación realizada ante la Justicia se concretó porque "la situación en la región es insostenible" como consecuencia de los efectos del bloqueo.

Garciarena dijo también que se decidió hacer la presentación porque "se están produciendo graves perjuicios económicos en Fray Bentos y en Gualeguaychú", como consecuencia del dilatado corte. "Nosotros hemos pedido el fin del corte porque creemos que ya no tiene razón de ser y porque perjudica a los pueblos y no a la empresa" opinó.

Remarcó que "se debe seguir luchando" contra la pastera instalada sobre el río Uruguay, pero aclaró que "la lucha no la tenemos que hacer solos sino compartiendo los controles con el vecino país". "Estamos asilados y nos estamos aislando cada vez más. Estamos quedando afuera del corredor del río Uruguay y afuera del circuito turístico y comercial", argumentó.

También advirtió que como consecuencia del bloqueo "se está creando una xenofobia que no tiene razón de ser, cuando en realidad siempre fuimos hermanos con el Uruguay".


Recomienda esta nota: