01/01/2011

El mundo

Obama condena el atentado en una iglesia de Egipto y ofrece colaboración

El presidente norteamericano dijo que los responsables del ataque “deben ser llevados a la justicia por este acto bárbaro y atroz".

Luego del sangriento atentado que mató a 21 personas e hirió a otras 79 a la salida de una iglesia en Alejandría, Egipto, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, caratuló como "intolerables” los ataques y ofreció la colaboración de su Nación para con el gobierno egipcio.

"Los perpetradores de este ataque claramente apuntaban a devotos cristianos, y no tienen respeto por la vida humana y dignidad. Deben ser llevados a la justicia por este acto bárbaro y atroz", dijo a través de un comunicado Obama, desde Hawai, donde está pasando sus vacaciones.

"Continuamos recabando información respecto a este terrible acontecimiento, y preparados para ofrecer cualquier ayuda necesaria al gobierno de Egipto", agregó.

Mientras tanto, la tensión seguía presente este sábado alrededor de la iglesia atacada, cuya fachada estaba manchada de sangre, mientras al menos 5000 personas asistían a los funerales de las víctimas del atentado.

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, acusó a "manos extranjeras" del atentado y denunció "un acto criminal odioso que apunta contra la nación, coptos y musulmanes".

Los asistentes no aceptaron las condolencias del presidente egipcio cuando el sacerdote que oficiaba la ceremonia trató de transmitirlas a los presentes, quienes respondieron gritando "No, no, no". (AFP, EFE y AP).

 

 


Recomienda esta nota: