(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
05/01/2011

Culturas

Por segunda vez, en menos de una semana, llueven pájaros muertos en EEUU

Unos 500 pájaros aparecieron sin vida en Luisana. Se construyen varias hipótesis sobre las lluvias aviares. 

Unos 500 pájaros fueron hallados muertos en el distrito de Pointe Coupee, según informó el Departamento de Vida Silvestre de Luisiana. La situación se da a un par de días de los 1000 mirlos caídos en Arkansas.

Olivia Watkins, perteneciente a ese departamento, dijo que hay una investigación en proceso. "Enviamos muestras a un laboratorio en Missouri (centro de EEUU) y estamos esperando los resultados", dijo.

El caso de los pájaros muertos se suma a la muerte de unos 80.000 a 100.000 peces que aparecieron flotando sobre el río Arkansas. Sin embargo, descartan algún tipo de relación entre los hechos.

"Aún no creemos que (las muertes de los peces y los pájaros) estén relacionadas", dijo Nancy Ledbetter, de la Comisión de Caza y Pesca de Arkansas. Respecto al reciente incidente de Luisiana, afirmó: "Tampoco creemos que estén relacionadas".
Quienes se encargan de investigar los motivos del caso consideran como hipótesis principal que los pájaros murieron por un trauma físico producto de los fuegos artificiales de fin de año.

Sin embargo, también se tejen otras posibilidades:

  1. Una granizada mortal. Segunda hipótesis. Hay precedentes. En 1973, una repentina tormenta de granizo provocó la muerte de varios cientos de patos cerca de Stuttgart, conocida como "la capital mundial de los patos".
  2. Rayos. Tres días antes hubo fuertes tormentas en la zona e incluso un tornado que mató a tres personas en Cincinnati. Y también aquí hay “jurisprudencia”. En 2001, en el mismo Arkansas, los rayos causaron la muerte de una bandada de pelícanos. Sería la segunda vez en una década. Su impacto en las aves es suficiente para provocar el fatal desenlace. Sin embargo, el día 31 el temporal ya había pasado.
  3. Un envenenamiento masivo. Fue la teoría que cobró más fuerza en un primer momento, y la más obvia: miles de pájaros muertos sólo horas después de que 100.000 peces lo hicieran en un río cercano. Quizás bebieron, ambos, el mismo agua envenada. A estas alturas, sin embargo, la teoría parece totalmente descartada. Primero, porque los peces muertos son todos de la misma especie. Segundo, porque en la mayoría de las autopsias realizadas los pájaros tenían el estómago vacío.
  4. Un fatal error de navegación: los turpiales sargentos de ala roja vuelen en bandadas muy grandes y compactas. Uno de ellos pudo despistarse y causar una colisión masiva en el aire, que acabó con ellos en el suelo.
  5. Un suicidio masivo. A medio camino entre la ciencia y la fantasía. Los pájaros decidieron quitarse la vida, por algún motivo que jamás comprenderemos, de una forma orquestada.  “Probablemente se deba a una razón física, pero dudo que nadie pueda alguna saber cuál”, aclara Thurman Booth, director del servicio de fauna salvaje del Estado.
  6. El fin está cerca. Los seguidores de la teoría de que el Juicio Final está próximo ya se han arrojado en internet a alertar a los incrédulos y a recordar que cada vez son más las señales (la lluvia de animales muertos es una de ellas) de que el Apocalipsis está próximo.
  7. Una conspiración. Dos conocidos partidarios de la teoría de la conspiración, Paul Joseph y Alex Jones, han defendido que todo forma parte de un “experimento secreto del Gobierno” con armas de alcance masivo que “pueden manipular artificialmente el entorno”. “Sabemos que hace una década el complejo militar de EEUU estuvo envuelto en experimentos de este tipo”.
     

Recomienda esta nota: