01/04/2012

Tucumán

Monseñor Zecca vuelve a embestir contra el aborto

Dice que a las conductas disvaliosas "se pretende realizarlas con los fondos estatales y con las mismas instituciones de salud".

Ampliar (1 fotos)

El arzobispo de Tucumán, monseñor Alfredo Zecca, reafirmó que la posición de la Iglesia frente al aborto es siempre priorizar el derecho a la vida humana y cuestionó la impronta que adquirió la rama del derecho a partir de las intenciones de homologar el aborto, al igual que otras prácticas como la muerte digna y los procesos de fertilización asistida, entendidas por todas como "nuevas amenazas" hacia la vida y la familia.

El prelado consideró como "disvaliosas" este tipo de conductas y sostuvo que en la actualidad y bajo el abrigo de la homologación oficial que se hacen de las conductas nombradas, "ya no sólo se trata de que no sean reprochadas jurídicamente, sino que se pretende realizarlas con los fondos estatales y con las mismas instituciones de salud".
 
Sobre los casos en los que podrían justificarse tanto la eutanasia como el aborto, Zacca estimó que "los profesionales de la medicina, que tenían una clara misión de curar al enfermo, son presionados por nuevas situaciones para 'eliminar' al enfermo, de modo que se traicionan, incluso con aval jurídico, las mismas bases de la medicina".
 
"La familia, que está llamada a ser lugar de recepción de la nueva vida, se convierte dramáticamente en lugar de amenaza de muerte para los más indefensos y vulnerables", resaltó.
 
En este marzo, Zecca aseguró que el derecho, en lugar de fortalecer la mejor y más óptima familia para los niños, "progresivamente desdibuja los contornos jurídicos de esta institución para que responda a los deseos de los adultos, relegando a un segundo plano derechos de los niños tan fundamentales como a crecer en el seno de una familia formada por madre y padre, a no ser fabricado ni manipulado, a no ser congelado, a no ser privado de su identidad".
 

Recomienda esta nota: