(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
01/09/2011

Tucumán

Alperovich vuelve a vetar a un juez que lo investigó

Carlos Eduardo López ganó el concurso del CAM, pero el PE lo apartó por segunda vez en el año.

El Poder Ejecutivo apartó por segunda vez en el año al abogado Carlos Eduardo López para cubrir una vacante en el Poder Judicial. El letrado, quien ganó el concurso del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM), había investigado al gobernador José Alperovich como funcionario de la eliminada Fiscalía Anticorrupción.
 
A pesar de que López quedó primero en dos ocasiones en el orden de mérito luego de rendir los exámenes del CAM, el Ejecutivo designó a otros letrados, según publica el diario La Gaceta. En diciembre se inclinó por Jorge Ariel Carrasco, segundo en la terna, para llenar una vacante en una Fiscalía del Centro Judicial Monteros. En tanto, la semana pasada se decidió por Marta Mariana Rivadeneira, tercera en la nómina de virtud para cubrir el despacho del fiscal de Instrucción de la I Nominación del Centro Judicial Capital.
 
Cabe señalar que Rivadeneira es secretaria de la fiscala María de las Mercedes Carrizo, quien en abril pasado archivó la causa Funsal, en la que se comprometía seriamente a funcionarios del Gobierno.
 
Rivadeneira, bendecida por Alperovich, ocupaba el último lugar en el terceto que envió el CAM al PE e ingresó en la terna en el período de entrevista, tercer y último paso del concurso. En esta etapa, la abogada revirtió el orden de mérito provisorio -estaba en cuarto lugar- y consiguió el "pase" a la instancia de decisión discrecional que tiene el poder político. 
 
El Ejecutivo debe elegir a uno de los candidatos que propone el CAM, sin embargo no es necesario que opte por el candidato que mejor puntaje obtuvo en el concurso. Esto está previsto en la Ley 8.197, que establece que la jerarquía no es vinculante para el Gobierno. Es entonces cuando se activa la subjetividad del elector, ya que no sirve la capacidad intelectual de un postulante si otro cuenta con el aval político.
 
Fuentes judiciales y de la oposición afirman que el sistema de discrecionalidad le jugó una mala pasada a López en ambas ocasiones en las que fue apartado, ya que cuando se desempeñaba como secretario de la Fiscalía Anticorrupción investigó a Alperovich y su esposa, Beatriz Rojkés, en varios casos, como por ejemplo el de la “Fundación Pibe”.
 
Desde el Colegio de Abogados pidieron a Alperovich que a pesar del poder de discrecionalidad se respete el orden de mérito, además de exhortarle que se fundamente el apartamiento de los letrados vetados.
 
 
 

Recomienda esta nota: