(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
03/05/2012

Tucumán

Repudio al proyecto de Terán y Gutiérrez para demoler la ex-Brigada

La Fundación Memorias e Identidades del Tucumán dice que los legisladores alperovichistas van en contra del gobierno nacional.

La Fundación Memorias e Identidades del Tucumán (Tucumanpa Yuyaynim) rechazó el proyecto de los legisladores oficialistas Sisto Terán y José Gutiérrez para demoler lo que queda de la ex-Brigada de Investigaciones, ubicada sobre avenida Sarmiento al 500, frente a la plaza Urquiza y en el mismo predio donde se erigió el nuevo edificio de la Legislatura.
 
La iniciativa de los legisladores alperovichistas propone derogar el artículo 3 de la ley 6.958 (sancionada hace más de 10 años), por la que se dispuso que el imponente nuevo edificio de la Cámara se construya en el mismo predio de la ex-Brigada, ordenando preservar la fachada del local en el que funcionaba la dependencia policial como parte del patrimonio histórico de la provincia.
 
En la fundamentación del proyecto, Terán y Gutiérrez sostienen que este es un “sitio donde en épocas pretéritas se concretaron los más aberrantes crímenes de lesa humanidad”, por lo que el “Palacio Legislativo viene a borrar de un plumazo y para siempre este símbolo del horror”. 
 
Frente a esto, la Fundación Memorias e Identidades consideró que la iniciativa de los legisladores alperovichistas van en contra de las medidas adoptadas por el Gobierno nacional desde 2003 en materia de derechos humanos. Según una carta que enviaron al presidente subrogante de la Legislatura, Regino Amado, “se desconoce, entre otras cuestiones, la ley nacional 26-691, que crea los Sitios de Memoria”. “La realidad no se borra de un plumazo, y menos de un plumazo legislativo”.
 
La carta de la Fundación dice textualmente:
 
Nuestra Fundación se dirige a Ud. a fin de hacerle conocer nuestra postura respecto de la posible demolición de lo que queda del edificio de la Ex Brigada de la Policía de Tucumán. AL respecto sostenemos lo siguiente:

Uno de los lugares señalados como parte de la maquinaria implementada por el terrorismo estatal de la dictadura cívico militar genocida, es, entre otros,  la sede de lo que fue la Brigada de la Policía de Tucumán. 

Desde el año 2003 el Estado argentino ha dispuesto una serie de medidas destinadas a reparar los luctuosos sucesos cometidos por ese terrorismo estatal, configurando políticas públicas que han caracterizado a este gobierno, que recogió los más profundos sentimientos y demandas de la mayoría de la ciudadanía argentina. En este contexto, solo el asombro y el repudio puede merecer el proyecto de ley presentados por legisladores Terán y Gutiérrez que posibilitaría la demolición de lo que queda de ese edificio.

La realidad no se borra de un plumazo, y mucho menos, de un plumazo legislativo, que además, en una demostración de que no se ha entendido lo que esta democracia que vivimos ha sabido construir, usa el argumento del horror para justificar el derribo del edificio y desconoce, entre otras cuestiones la ley nacional 26691 que crea los Sitios de Memoria, en aquellos lugares donde se llevaron a cabo la tortura, la muerte y el avasallamiento a la dignidad humana.

Es evidente que los legisladores Gutiérrez y Terán no confían en las capacidades de los seres humanos de sobreponerse a los golpes más terribles, y no han entendido que a ello contribuyen, en este caso, la conservación y el señalamiento de estos lugares de tortura y muerte, pues la acción sirve para la reparación simbólica de todas la víctimas y el  compromiso del Estado de  no repetición de las persecuciones y crímenes contra la ciudadanía.

Consideramos, como Fundación Memorias e Identidades, que las paredes de la sede de la Brigada, identificadas con el terror y la impunidad, deben dar,  a las generaciones venideras,  testimonio de la capacidad de reconstrucción del tejido social de los tucumanos. Y por ello, la Brigada no solo debe ser conservada sino acondicionada, en tanto Sitio de Memoria, para la realización de acontecimientos y actividades culturales, educativas y sociales.

Por todo lo expuesto, solicitamos se rechace la propuesta de los legisladores mencionados.

Sin otro particular, saludamos a Ud. atentamente,

Marta Rondoletto – presidenta

Raquel Zurita – secretaria

Marta Gómez – Tesorera

Beatriz Palomino – Vocal

Leticia Pérez - Vocal. ©eldiario24.com
 

Recomienda esta nota: