04/07/2012

Tucumán

Lanata, El Elegido

"Mientras Lanata muestra la pobreza para tener rating, este Gobierno trabaja para extirparla". Comunicado de la agrupación kirchnerista A.P.I.E.

Ampliar (1 fotos)
No estamos descubriendo nada, si decimos que en la última década el kirchnerismo ha interpelado a las juventudes, al periodismo, a los gremios, a las patronales agrarias, a los sectores más conservadores de nuestro país incomodándolos con una batería de leyes a favor de las libertades individuales. Ha puesto a la política como única herramienta de cambio posible, como resistencia al verdadero poder: el de los Grupos Económicos. 
 
Son estos, los Grupos Económicos, aquellos a los que históricamente el poder político les ha rendido pleitesía, los dueños del sentido común en la Argentina. Son los que intentan disfrazar como reclamo popular y democrático, un odio visceral, lejos de cualquier organización que les permita hacerse presentes en el juego democrático. La derecha y un gran sector de la clase media, no encuentran un referente, un proyecto, un norte. Jorge Lanata, devenido en El Elegido del grupo Clarín es el encargado de liderar la apuesta final del monopolio antes de que llegue el 7 de Diciembre, día en el que entra en plena vigencia la Ley de Medios Audiovisuales. Es este hombre el que paso de vanagloriar la imagen de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y su lucha a reconocerse como "harto de la dictadura".
 
El mismo que fundó Pagina/12 pero también es el que en años posteriores no emprendió un sólo proyecto gráfico en el que tenga en cuenta la condición de que hay que tener trabajadores, pagarles y respetar sus leyes. Es Lanata, es el crisol de la más irritante hipocresía. Es Lanata, es el circo, es el billete, es la doble moral.
 
Tucumán, en su rama conservadora lo adora. Es el hijo pródigo que tuvo su etapa de rebelde, pero que volvió a la normalidad. Lo perdonaron, lo quieren, lo necesitan. Golpea a todo signo político emparentado con el Kirchnerismo y se perdona, se cuida. Macri no tendrá su informe en el show de Lanata, San Luis no va a aparecer en el espectáculo del ex actor del Maipo, Magnetto para el fundador de Página y "fundidor" de Crítica, es un excelente empresario.
 
En Tucumán, hemos sido testigos de cómo los alumnos de la Escuela Normal fueron invitados a debatir por la ministra de Educación, Silvia Rojkés de Temkin. Lanata ha logrado encender el fuego adolescente, la rebeldía durante una entrega de netbooks del programa Conectar Igualdad. Pidieron por Lanata, pidieron por el espectaculo televisivo.
 
El reclamo de los alumnos se basa en que "en Tucumán no se respeta la opinión de quienes piensan distinto al gobierno y se atenta contra los derechos y las libertades básicas". 
 
Pedir por Lanata está bien, pero sepan que cuando piden por él están solicitando tener acceso al show televisivo, están quejándose de la libertad en nombre de un individuo que se declaró “harto de la Dictadura", levantaron la voz para denunciar que "se atenta contra los derechos" frente a una ministra, ¡cuándo los estudiantes podían hacer reclamos tan directos frente a un funcionario y que los escuche!, ¡cuándo, sino ahora! Levantaron las pancartas para defender a un hombre que va a recurrir a cuanto recurso tenga a mano, real o inventado, para dar un golpe de gracia antes del 7 de diciembre.
 
Desde A.P.I.E creemos que si la sociedad quiere ver este programa, el mismo debería ser emitido por la pantalla de Canal 10, ya sea en vivo en diferido. Si bien no se encuadra dentro de la apresurada acusación de "censura" y que nadie está obligado a la compra de un producto, y que nadie está obligado a hacer lo que la ley no manda ni lo que la ley no prohíbe, es una realidad que no debemos soslayar, el medio debe buscar siempre respetar aquello que su televidente pide. Y si lo que piden es Lanata, que les den Lanata. Los que están convencidos, los que tienen memoria, los que se acuerdan de cómo cambio esta provincia y el país desde el 2003 hasta esta fecha, seguirán dando el debate, y la militancia desde la gestión, desde el día a día en los barrios, porque mientras algunos buscan rating con la pobreza, otros buscan extirparla.
 
 
Acción Popular por la Igualdad y la Equidad (A.P.I.E.)
 
 
 
Twitter: @A_P_I_E
 
 

Recomienda esta nota: