19/07/2012

El mundo

Venezuela extraditará a un ex jefe de Inteligencia de Videla

El fallo indica que Fernando Jorge Carril Baggio no podrá ser condenado con pena que exceda los 30 años y ordenan un examen médico para ser entregado a la Justicia Argentina.

La Justicia de Venezuela acordó la extradición del ciudadano de nacionalidad argentina, Fernando Jorge Carril Baggio, quien era requerido por las autoridades judiciales de Buenos Aires donde fue acusado de cometer varios crímenes durante la dictadura de Jorge Rafael Videla (1976-1981).
 
La Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia dijo que se acordó la extradición de Carril, detenido a comienzos de este año en Venezuela, con el aval de una ponencia de la magistrada Ninoska Queipo Briceño.
 
Explicó que la medida estará condicionada al compromiso por parte del Gobierno argentino de que en caso de serle dictada una sentencia condenatoria en su juicio no se le impondrá una pena mayor de 30 años.
 
Carril era solicitado por la justicia argentina por los cargos de asociación ilícita, violación de domicilio, privación ilegítima de libertad agravada, vejaciones y tormentos, y coacciones agravadas.
 
"Los hechos por los cuales está siendo investigado dicho ciudadano constituyen una infracción a los derechos humanos, por ser perpetrados por funcionarios que en representación de un Estado y bajo el supuesto cumplimiento de una orden superior cometen delitos de lesa humanidad", destaca la sentencia venezolana.
 
Carril se desempeñó en 1976 como jefe de Departamento de Inteligencia 123 de Argentina y fue detenido en abril pasado por agentes de la Policía Internacional (Interpol), en la ciudad central de Valencia.
 
Asimismo, la Sala de Casación Penal ordenó la práctica de un examen médico forense al mencionado ciudadano argentino, a los fines de verificar su estado de salud y que su entrega se produzca en garantía y respeto de los Derechos Humanos.
 
También ordenó enviar una carta certificada de la sentencia al gobierno de Buenos Aires, a la Fiscalía General de Venezuela y al Ministerio del Interior venezolano.


Recomienda esta nota: