25/09/2012

Tucumán

San Miguel de Tucumán y Sucre son ciudades hermanas

Se firmó un acuerdo que promueve acciones de cooperación en las áreas de educación, cultura, deportes, industria, comercio, y turismo, entre otras.

Desde este martes, San Miguel de Tucumán y el municipio de Sucre del Estado Plurinacional de Bolivia, son ciudades hermanas. El Intendente Domingo Amaya y su par de Sucre Moisés Rosendo Torres Chive, firmaron el acuerdo de hermanamiento, que permitirá estrechar los lazos de amistad, promoviendo acciones de cooperación en las áreas de la educación, cultura, deportes, industria, comercio, tecnología, y turismo, entre otras.

Amaya resaltó la importancia de que “se realicen estos actos en una fecha como el Bicentenario de la Batalla de Tucumán”, y destacó que estamos unidos a Bolivia “por nuestra idiosincrasia, por el sentimiento y el compromiso de trabajar para las generaciones presentes y futuras, y para crear los países libres que soñaron nuestros próceres”. Además invitó a los vecinos a “seguir trabajando por un pueblo inclusivo, para nosotros y para la generación del tricentenario”.
 
Por su parte, el alcalde de Sucre expresó que “ahora habrá una relación no solamente de amistad, sino de hermandad, que es fundamental entre dos municipios tan importantes, unidos por lazos históricos, por eventos importantes y por un desarrollo hacia el futuro y el compromiso de seguir trabajando por nuestros países”.
 
Asimismo, se declaró “Visitante Distinguido de la Ciudad Histórica de San Miguel de Tucumán” a Moisés Rosendo Torres Chive. Igual distinción recibieron  los concejales de Sucre que acompañaron al alcalde, Norma Rojas, Verónica Berrios, Domingo Martínez Cáceres y Nelson Guzmán Fernández, y el Secretario General de la Alcaldía de Sucre José Miranda. También fue declarado  “Visitante Distinguido”  el cuarto nieto del General Belgrano, Manuel Belgrano, quien participó del encuentro.
 
Amaya les obsequió una copia del decreto que los declaró visitantes distinguidos. A Torres Chive le entregó también un poncho tucumano como símbolo de la tradición local, y tanto el alcalde como el descendiente de Belgrano recibieron una medalla recordatoria del Bicentenario de la Batalla de Tucumán.
 
A través de la música y danzas típicas se vivió un colorido viaje por Bolivia y Argentina, con la participación de bailarines de ambos países, y estudiantes de sexto año del “Colegio Nacional Junín de Sucre”.
 
Durante el encuentro, Belgrano regaló una medalla recordatoria al Intendente Amaya, a la Secretaria de Políticas Culturales Municipal Susana Montaldo, al alcalde de Sucre y al presidente del Honorable Concejo Deliberante Ramón Santiago Cano.
 
 
 

Recomienda esta nota: