13/06/2013

Tucumán

Buscan la inclusión laboral para travestis, transexuales y transgéneros

En la provincia rige un convenio entre Empleo de Nación; INADI y el gobierno de la provincia, que incentiva a promover la igualdad de oportunidades en la obtención de un empleo. Video.

Ampliar (1 fotos)

 A partir de un decreto publicado en el Boletín Oficial, el Ministerio de Trabajo estableció ampliar el seguro de capacitación y empleo para trabajadoras y trabajadores desocupados, incluyendo así a travestis, transexuales y transgéneros. En Tucumán rige un convenio entre Empleo de Nación; INADI y el gobierno de la provincia con el apoyo de la senadora Beatriz Rojkés de Alperovich.

Desde el Inadi Tucumán explicaron que el procedimiento es simple. “La no coincidencia de la identidad de género autopercibida con la asignada al momento del nacimiento será acreditada mediante la simple manifestación de la persona al momento de completar su historia laboral, la que luego es remitida a la Gecal Local”, aclararon.
 
También informaron que en la provincia el área Trans de la biblioteca popular Crisálida está llevando adelante las inscripciones y presentó el martes pasado la VIII Campaña de postulaciones, siendo ésta la primera con esta nueva disposición.
 
“Esta medida tiene como objetivo mejorar las condiciones de empleabilidad y apoyar la inserción en empleos de calidad de trabajadoras y trabajadores”, explicó el delegado del INADI en Tucumán, Gustavo Díaz Fernández, quien agregó: “además de promover la inclusión laboral y la igualdad de oportunidades en la obtención y permanencia en un empleo, atendiendo a la situación de vulnerabilidad de la población travesti, transexual y transgénero".
 
“Las personas del colectivo travesti, transexual y transgénero conforman una de las poblaciones más vulneradas de nuestra sociedad. La mayoría vive en extrema pobreza, posee un bajo nivel de instrucción educativa y de formación para el empleo y tiene un escaso acceso a las instituciones de salud, todo ello producto del peso de la discriminación y el estigma social que también obliga a una inmensa mayoría al ejercicio de la prostitución como principal medio de subsistencia”, explica Mariana Alarcón, que coordina las inscripciones en Crisálida.
 
Por otra parte, esta medida alcanza también a aquellas mujeres que sean víctimas de violencia doméstica, la cual fue definida como “toda conducta, acción u omisión, que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como en el privado, basada en una relación desigual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal”.
 
En este caso se informó que esta situación deberá ser acreditada por medio de la notificación de su relevamiento por un organismo público nacional, provincial o municipal, o por una organización de la sociedad civil con trayectoria en la temática o en la prestación de servicios sociales; o a través de la presentación por parte de la víctima de exposición o denuncia realizada sobre su padecimiento ante autoridad competente.
 

 

 


Recomienda esta nota: