16/06/2020

Argentina

REDES

Cómo es FaceApp, la app que permite simular un cambio de género

La plataforma es furor. Hace meses también fue noticia porque tiene una función que envejece y rejuvenece el rostro del usuario.

La aplicación FaceApp, que a mediados del año pasado se popularizó en las redes porque permitía envejecer o rejuvenecer digitalmente cualquier rostro, ahora también permite simular un cambio de género. Basta con subir una foto o activar la cámara desde la plataforma y luego elegir la opción “género”.
En cuestión de segundos se verá el cambio de imagen. Para confirmar hay que presionar aplicar y si luego se quiere compartir la imagen en pantalla dividida hay que presionar en el ícono superior.
En estos días comenzaron a circular varias imágenes en las redes con fotos de deportistas, celebridades y políticos a los que se les aplicó este filtro para ver cómo se generan cambios en sus rostros en pocos segundos.
La aplicación no sólo permite hacer este tipo de modificaciones digitales, sino que también ofrece la opción de añadir maquillaje, ampliar la sonrisa del rostro, modificar el peinado y cambiar de edad, como ya se mencionó anteriormente.
Consultado sobre este tema, Juan G. Corvalán, codirector del Laboratorio de Inteligencia Artificial UBA (Fac. de Derecho) y autor de “Perfiles digitales Humanos, proteger datos en la era de la IA”, explicó que es necesario tener en cuenta los siguientes puntos al ahora de analizar los términos y condiciones de FaceApp:
1) Las fotos: aclara que encripta cada fotografía que carga usando la aplicación y no accede a otras fotos aunque se le haya dado permiso a acceder al carrete. Si esto se cumple, es un aspecto importante en cuanto a protección de datos. También es importante que la clave de cifrado se almacena localmente en el dispositivo y por eso sólo se puede ver la foto en el dispositivo desde el cual se cargó la fotografía usando la aplicación. Ahora bien, no aclara ni informa cuáles son los aspectos básicos sobre el ecosistema de seguridad en la nube. Recordemos que FaceApp guarda las fotos temporalmente entre 24 y 48 hs después de la última edición, para que pueda volver a la imagen y realizar cambios adicionales si así lo desea (esto lo aclara específicamente en los términos y condiciones)
2) Los videos: se editan localmente en el dispositivo y no recopila, usa o comparte información. Acá no queda claro si los videos van temporalmente a la nube como en el caso de las fotos. Es importante que expresamente avisa que cuando usa la aplicación no recopila, usa o comparte información de los videos.
3) Relación con otras redes sociales: un punto crítico es la recopilación y procesamiento de la información que FaceApp realiza cuando ingresamos a través de otras plataformas, como las redes sociales. Si habilitamos que se comparta información con ellas, entonces puede “divulgar la información personal que usted nos autorizó a compartir (como cuando elige cargar una fotografía o video a su cuenta de redes sociales)”. Cuando esto pasa, Faceapp no controla el uso de nuestros datos ya que se somete a los requisitos que estas plataformas de redes sociales nos imponen en sus términos y condiciones.
Esto es crítico. Por eso tenemos que saber que si habilitamos las funciones que conectan con la aplicación a otra plataforma digital. Aunque las plataformas han mejorado sus políticas de privacidad, pueden compartir con “terceros” o “amigos” que no individualizan todos nuestros datos.
4) Perfilado y datos de nuestro comportamiento digital: FaceApp hace lo que hacen casi todas las plataformas, que es avisar y explicar con qué tipo de datos nos van a perfilar. Nombra todo tipo de datos y también aparecen “proveedores de servicios” y “ciertos terceros” que pueden recopilar la información de navegación.
5) El último punto crítico es que anuncia que pueda vender, transferir o compartir la la información personal para transacciones comerciales, desinversión corporativa y otras formas de transformación societaria.

La aplicación FaceApp, que a mediados del año pasado se popularizó en las redes porque permitía envejecer o rejuvenecer digitalmente cualquier rostro, ahora también permite simular un cambio de género.

Basta con subir una foto o activar la cámara desde la plataforma y luego elegir la opción “género”.

En cuestión de segundos se verá el cambio de imagen. Para confirmar hay que presionar aplicar y si luego se quiere compartir la imagen en pantalla dividida hay que presionar en el ícono superior.

En estos días comenzaron a circular varias imágenes en las redes con fotos de deportistas, celebridades y políticos a los que se les aplicó este filtro para ver cómo se generan cambios en sus rostros en pocos segundos.

La aplicación no sólo permite hacer este tipo de modificaciones digitales, sino que también ofrece la opción de añadir maquillaje, ampliar la sonrisa del rostro, modificar el peinado y cambiar de edad, como ya se mencionó anteriormente.

Consultado sobre este tema, Juan G. Corvalán, codirector del Laboratorio de Inteligencia Artificial UBA (Fac. de Derecho) y autor de “Perfiles digitales Humanos, proteger datos en la era de la IA”, explicó al sitio Infobae que es necesario tener en cuenta los siguientes puntos al ahora de analizar los términos y condiciones de FaceApp:

1) Las fotos: aclara que encripta cada fotografía que carga usando la aplicación y no accede a otras fotos aunque se le haya dado permiso a acceder al carrete. Si esto se cumple, es un aspecto importante en cuanto a protección de datos. También es importante que la clave de cifrado se almacena localmente en el dispositivo y por eso sólo se puede ver la foto en el dispositivo desde el cual se cargó la fotografía usando la aplicación. Ahora bien, no aclara ni informa cuáles son los aspectos básicos sobre el ecosistema de seguridad en la nube.

Recordemos que FaceApp guarda las fotos temporalmente entre 24 y 48 hs después de la última edición, para que pueda volver a la imagen y realizar cambios adicionales si así lo desea (esto lo aclara específicamente en los términos y condiciones)

2) Los videos: se editan localmente en el dispositivo y no recopila, usa o comparte información. Acá no queda claro si los videos van temporalmente a la nube como en el caso de las fotos. Es importante que expresamente avisa que cuando usa la aplicación no recopila, usa o comparte información de los videos.

3) Relación con otras redes sociales: un punto crítico es la recopilación y procesamiento de la información que FaceApp realiza cuando ingresamos a través de otras plataformas, como las redes sociales. Si habilitamos que se comparta información con ellas, entonces puede “divulgar la información personal que usted nos autorizó a compartir (como cuando elige cargar una fotografía o video a su cuenta de redes sociales)”. Cuando esto pasa, Faceapp no controla el uso de nuestros datos ya que se somete a los requisitos que estas plataformas de redes sociales nos imponen en sus términos y condiciones.

Esto es crítico. Por eso tenemos que saber que si habilitamos las funciones que conectan con la aplicación a otra plataforma digital. Aunque las plataformas han mejorado sus políticas de privacidad, pueden compartir con “terceros” o “amigos” que no individualizan todos nuestros datos.

4) Perfilado y datos de nuestro comportamiento digital: FaceApp hace lo que hacen casi todas las plataformas, que es avisar y explicar con qué tipo de datos nos van a perfilar. Nombra todo tipo de datos y también aparecen “proveedores de servicios” y “ciertos terceros” que pueden recopilar la información de navegación.

5) El último punto crítico es que anuncia que pueda vender, transferir o compartir la información personal para transacciones comerciales, desinversión corporativa y otras formas de transformación societaria.



Recomienda esta nota: