07/03/2010

Argentina

Argentina no puede temblar como Chile

“Por cuestiones geológicas, nuestro país no puede sufrir un sismo de la magnitud del ocurrido en tierras trasandinas”, aseguró el titular del INPRES.

El titular del Instituto Nacional de Prevención Sísmica (INPRES), Alejandro Giuliano, informó hoy que nuestro país está libre de sufrir un movimiento telúrico de magnitudes similares al registrado en Chile el pasado 27 de febrero.

"En Chile los terremotos son inter-placas mientras que en la Argentina son intra-placa" lo que genera que la actividad sísmica en nuestro país no pueda alcanzar la magnitud de la del país vecino", sostuvo Giuliano.

El titular del INPRES señaló que en "materia sísmica no es posible hacer predicciones, por lo tanto se torna alarmista decir que los mismos van a producirse en 10 años o en cualquier lapso de tiempo".

"Aquí lo importante es lo que se hace en materia de construcciones para evitar el colapso de las edificaciones", expresó Giuliano.

En la Argentina el INPRES desarrolla un reglamento para construcciones sismoresistentes que ha sido adoptado por todas las provincias.

Este reglamento determina los criterios constructivos en zonas sísmicas que permiten a las estructuras resistir un sismo sin colapsar.

Los terremotos ocurridos en San Juan muestran el rol de las construcciones sismoresistentes, ya que dos terremotos de igual magnitud -7,4 grados- tuvieron consecuencias distintas. En 1944 la ciudad quedó destruida con 10.000 muertos, mientras que en 1977 la ciudad salió prácticamente indemne, porque las estructuras edilicias no colapsaron, ya que se cumplió con los reglamentos de construcción.

"Este ejemplo, muestra la importancia de hacer cumplir rigurosamente los reglamentos sismorresistentes", sostuvo el INPRES.

En materia de medición Giuliano destacó que "el INPRES tiene 50 estaciones sismológicas y 148 acelerógrafos lo que nos permite medir certeramente todo el movimiento sísmico del país".

La cantidad de estaciones de medición sismológica es el doble de las existentes en el año 2001, ya que desde el año 2003 se viene realizando un plan de inversión que ha permitido ampliar, mejorar y renovar la tecnología del Instituto. (Télam)
 



Recomienda esta nota: