15/03/2010

Argentina

No se respeta al consumidor argentino

Un informe reveló que el 85% considera que no se cumplen sus derechos. "Este panorama desalentador es un llamado de atención para las empresas", dijo la encargada del estudio.

En el Día del Consumidor, se publicó un informe - basado en una encuesta a nivel nacional y representativa de la población adulta en el país-, que reveló que el 85% de los argentinos considera que sus derechos como consumidores se respetan poco o nada, percepción compartida por todos los segmentos sociales, y que sólo 2 de cada 10 tomaron represalias contra las empresas que brindan malos servicios.

Constanza Cilley, Gerente General de TNS Gallup, a cargo de la investigación, comentó sobre los resultados: “La mayoría de los argentinos considera que sus derechos como consumidores no son respetados. Este panorama desalentador es un llamado de atención para las empresas. Deberíamos trabajar por una mayor visibilidad de tales entidades, como de las asociaciones de defensa del consumidor y de los organismos públicos.”

Tampoco es muy alentador el panorama en cuanto a derechos al consumidor en los últimos años, ya que - consultados sobre si se respetan más o menos que diez años atrás, 4 de cada 10 piensan que se respetan menos, mientras que solamente 2 de cada 10 consideran que se respetan más. En tanto, para 3 de cada 10 la situación no ha cambiado.

Las opiniones, siempre según los resultados de la consultora, se dividieron todavía más en relación a lo que consideran sucederá en la próxima década: 3 de cada 10 se mostraron pesimistas y dijeron que sus derechos se respetarán aún menos, mientras que otro 30% cree que las cosas se mantendrán como ahora. Una vez más, apenas un 20% cree que habrá mejoras en ese sentido.

Quejas, reclamos y castigos. Solamente 2 de cada 10 argentinos declararon haber realizado alguna queja en comercios o empresas de servicios. Y prima esta actitud entre las personas de mayor nivel socioeconómico: 30%, mientras que el 21% fue de clase media y el 12% de baja; y 28% en Capital Federal, mientras que 19% en Gran Buenos Aires y 13% en el Interior del país.

En lo referente a reclamos en organismos públicos, la tasa de activismo es tan sólo del 5%, cifra similar a la de los reclamos realizados en asociaciones de defensa del consumidor, de apenas el 3%. Al igual que en el caso de los comercios y las empresas de servicios son las personas de sectores socioeconómicos más altos y los porteños quienes se muestran con mayor inclinación a reclamar.

La investigación también preguntó si, más allá de las quejas formales, las personas habían propinado algún castigo a la empresa de servicio o comercio, que podría variar entre dejar de consumir o propagar mala información entre otros usuarios. Un 21% manifestó haber realizado este tipo de acciones. Una vez más, la cifra crece de manera significativa en los niveles altos y enntre los ciudadanos de Capital Federal: en ambos segmentos el 40% declaró haberlo hecho.



Recomienda esta nota: