01/08/2010

Argentina

El INTI aprueba una planta para reciclar neumáticos en Buenos Aires

La degradación demora unos 600 años. Con el material reciclado se podrá fabricar pisos, pavimentos deportivos y canchas sintéticas.

Los neumáticos en desuso de gran parte del área metropolitana tendrán como destino una planta industrial diseñada especialmente para su reciclado, lo que impactará positivamente en la salud y el medio ambiente, informaron técnicos del Instituto Nacional de Tecnología Industrial(INTI).

El nuevo modelo de gestión que, impulsado desde el organismo, se lleva a cabo gracias a un acuerdo entre los municipios, el Ceamse y el sector privado, "ya es una realidad", dijeron integrantes de una comisión especial para el tratamiento del caucho, creada en INTI en 2007.  

"Se trata de reciclar el caucho a través del molido de la goma de los neumáticos para la fabricación de pisos, pavimentos deportivos y canchas sintéticas; y de recuperar el acero y los restos de la tela de la estructura, como materia prima", dijo a Télam Raúl Poliak, coordinador del equipo de trabajo que ideó el nuevo modelo de gestión, en el marco de INTI-caucho.

La planta industrial está ubicada en el sector Norte III del Ceamse en el partido de San Martín, que cedió dos hectáreas a una empresa privada por 20 años, a cambio de que ésta se encargue de recibir los neumáticos y reciclarlos. 

Según informó Poliak, "el problema para los rellenos sanitarios es el gran volumen que ocupan los neumáticos y el largo tiempo que demandan para degradarse -unos 600 años aproximadamente-".

"Y del problema que genera al quedar dispuestos en espacios públicos creando un hábitat propicio para la proliferación de mosquitos transmisores del dengue y roedores", señaló el ingeniero del INTI.

También, "el uso indebido de neumáticos en medios de transporte aumenta la probabilidad de provocar accidentes de tránsito; mientras que su incineración para combatir efectos de heladas en cultivos es perjudicial para el ambiente y la salud".

El modelo de gestión desarrollado por INTI define claramente el rol de cada área estatal y de la empresa privada con la que se articula el procesamiento del caucho.     

"La función de los municipios, según este modelo de gestión, es garantizar la llegada de los neumáticos en desuso, por distintas vías y sin costo, a la planta industrial", señaló Poliak.

Por lo general, la recepción de los neumáticos por parte de los rellenos sanitarios se cobra. Los municipios deben pagar, y en el mejor de los casos, hay subsidios para aliviar a las comunas de ese gasto.

"Esta iniciativa le da una solución al problema del neumático en desuso", dijo Karina Potarsky, licenciada de análisis ambiental e integrante de la comisión que coordina Poliak.

En esta primera planta -que inició su puesta a punto hace apenas unos días- la empresa recibe sin costo los neumáticos y obtiene el molido de la goma de los neumáticos.

"Ese material sirve para la fabricación de pisos, pavimentos deportivos y canchas sintéticas", dijo Potarsky.

Además, añadió la licenciada, "se recupera el acero (un anillo de ese metal que se encuentra en los neumáticos y los restos de la tela de la estructura". 

El informe del INTI señala que "la sustitución de la importación del molido de goma es uno de los objetivos principales del emprendimiento, como también facilitar la exportación de canchas sintéticas y pisos deportivos".

"El monto de la inversión para la construcción de la planta y la adquisición de la maquinaria fue de 2.000.000 de dólares, una inversión que hizo la empresa con fondos propios, a lo que deberá  sumar el pago de una canon anual a CEAMSE, para sus plantas sociales de reciclado", explicó Poliak.

Nuestra función, señaló el ingeniero del INTI "es realizar auditorías técnicas para verificar la correcta aplicación de tecnologías y uso de los materiales". 

En tanto, Poliak aseguró que "esa comisión del INTI trabaja con cada municipio de la provincia de Buenos Aires para el diseño de la logística de abastecimiento y colaboramos con los programas de educación ambiental y regulaciones municipales".

"La ventaja para las municipalidades y grandes generadores reside en el hecho de que no deberán pagar por la disposición final de los neumáticos y se les entregará el certificado ambiental correspondiente", concluyó el coordinador del equipo. 

Según informó el INTI, la comisión coordinada por INTI-Caucho está integrada por fabricantes, importadores, reconstructores, cámaras empresarias y organismos públicos.

"Este modelo de intervención, que buscará adecuarse a otras regiones del país, muestra que el trabajo entre organismos del Estado y actores del sector privado puede resolver adecuadamente problemas ambientales y de salud pública que hasta el momento no tenían solución" aseguró Poliak.



Recomienda esta nota: