24/04/2011

Argentina

Conflicto con Techint: la Comisión de Valores apoya la posición del Gobierno

Alejandro Vanoli dijo que “hay una defensa miope de los intereses” empresarios. Negó que el decreto de Cristina se trate de un avasallamiento.

El titular de la Comisión Nacional de Valores, organismo controlador de los mercados financieros, Alejandro Vanoli, defendió este domingo la posición del Gobierno nacional en el marco del conflicto con el grupo económico Techint, donde “hay una defensa miope de los intereses” empresarios. Además, negó que haya un avance estatal sobre las empresas privadas
 
En declaraciones radiales, Vanoli explicó además que la entidad que preside declaró "irregular e ineficaz" la asamblea ordinaria celebrada el viernes 15 por el grupo accionario de Siderar por "el desconocimiento del decreto y con la irregular forma de voto".
 
"La votación desconoció el Decreto de Necesidad y Urgencia, que es un decreto vigente" y además en la votación hubo una "doble manera de contar que no está prevista en la ley que regula el funcionamiento de las empresas y de las asambleas y de los directorios, que es la ley de Sociedades Comerciales".
 
Asimismo, consideró que la resistencia de algunas empresas al DNU es porque "les molesta que el Estado tenga la participación que les corresponde, y quizá, está circulando con cuestiones que combinan aspectos ideológicos propios del neoliberalismo que imperó en la Argentina durante 30 años hasta la crisis del 2001 y el cambio de paradigma en el 2003". Así, defendió el modelo iniciado por el ex Presidente Néstor Kirchner y continuado por la actual mandataria, Cristina Fernández.
 
Además, dijo que "también hay una defensa miope, quizá, de los intereses", y aclaró que "en ningún caso esto implica ningún avance sobre las empresas, sino implica hacer lo que cualquier accionista minoritario quisiera hacer, que es poder tener información e injerencia en función del esfuerzo que hace día a día en la empresa".
 
“A nivel del empresariado hay distintos posicionamientos y distintas visiones; incluso antes de la vigencia del DNU, muchos empresarios aceptaban voluntariamente que el Estado tenga sus directores, y muchos lo ven como una oportunidad de tener como socio al Estado”, contó Vanoli.
 
Por último, aseguró que “diversas encuestas que se han llevado a cabo daban que una abrumadora mayoría, casi un 80% de la población argentina, está de acuerdo con que el Estado haga valer sus derechos en las empresas en la proporción que corresponde”.
 
 


Recomienda esta nota: