30/04/2011

Argentina

A los 99 años fallece Ernesto Sabato

El escritor murió en su casa de Santos Lugares, en Buenos Aires, a un día de ser homenajeado en la Feria del Libro por su brillante carrera literaria, en la que jamás olvidó la lucha por los DD.HH. Video.

Galería

El escritor Ernesto Sábato falleció en la madrugada de este sábado en la tranquilidad de su hogar de Santos Lugares, en la provincia de Buenos Aires, a los 99 años de edad. El deceso del autor de "El túnel" se produce a un día de ser homenajeado por su gran carrera literaria en la Feria del Libro que se desarrolla en la Capital Federa.
 
La amiga personal de Sábato Elvira González Fraga dijo en declaraciones radiales que hace 15 días una bronquitis complicó su estado de salud. Hoy, cerca de la una de la madrugada su cuerpo no resistió más.
 
Sábato iba a ser homenajeado el domingo en la Feria del Libro que se realiza en el predio de la Rural. El festejo en nombre del autor iba a tener lugar dado que este 24 de junio iba a cumpli 100 años.
 
Ernesto nació en Rojas, provincia de Buenos Aires, en 1911. Entre sus títulos académicos se encuentran un doctorado en Física y varios cursos de Filosofía en la Universidad de La Plata. Trabajó en el Laboratorio Curie, en París, y abandonó definitivamente la ciencia en 1945 para dedicarse exclusivamente a la literatura.
 
“Nunca me he considerado un escritor profesional, de los que publican una novela al año. Por el contrario, a menudo, en la tarde quemaba lo que había escrito a la mañana“, declaró una y otra vez para referirse a esa obra que marcó las generaciones del 60 y 70 y se desdibujó cuando sus ojos comenzaron a fallar, para ser reemplazada por la pintura.
 
Su figura recobró fuerza como portavoz de valores añorados por una sociedad lacerada primero por la dictadura militar y luego por el neoliberalismo imperante en los años 90. Su mensaje se concentró en los jóvenes: “Sólo quienes sean capaces de encarnar la utopía -dijo- serán aptos para el combate decisivo, el de recuperar cuanto de humanidad hayamos perdido“.
 
Luego de la dictadura militar, Sábato asumió la dirección de la Conadep, organismo que por primera vez puso al descubierto los crímenes de lesa humanidad ocurridos en la Argentina. Un compromiso que continuó hasta el final, como lo testimonian sus diversas intervenciones sobre el horror perpetrado en esos años.
 
Al finalizar los años 90, apareció su libro de memorias “Antes del fin“; al filo del siglo XXI publicó “La resistencia“ y en junio de 2004, “España en los diarios de mi vejez“. Para ese entonces ya habían muerto su mujer Matilde y uno de sus dos hijos.
 
El homenaje que le ofreció el Premio Nobel de Literatura, el portugués José Saramago durante el III Congreso de la Lengua Española realizado en 2004 en Rosario (Santa Fe) mostró -una vez más- el enorme cariño de la gente común por el escritor. Hasta se dio el lujo en esos días de cumplir uno de sus sueños y se fotografió junto a todo el equipo de Rosario Central. 

Ahora, tras su receso, en la memoria quedarán sus grandes obras entre las que pueden destacarse "El escritor y sus fantasmas" (1963), "Apologías y rechazos" (1979), "El túnel" (1948), "Sobre héroes y tumbas" (1961), y "Abbadón el exterminador" (1974). 

Vea este video homenaje al escritor:



Recomienda esta nota: