30/04/2011

Argentina

Los Qom abandonan el corte en la 9 de Julio tras una intimación de la Justicia

La Policía Federal se presentó en el lugar y les entregó la orden. Ahora esperan que el Gobierno cumpla con la promesa de llamarlos al diálogo.

El grupo de aborígenes formoseños de la comunidad Qom levantaron este sábado, luego de cinco días, el piquete que incluyó un corte de la avenida 9 de Julio de Capital Federal tras firmar una orden de la Justicia, acercada por la Policía Federal, que los intimaba a desalojar el sitio.

Los manifestantes aceptaron liberar el tránsito en la zona ante la promesa del Gobierno que de esa forma podrán iniciar un diálogo con las autoridades nacionales para buscar una solución al conflicto en Formosa.

Los policías entregaron hoy a los manifestantes una notificación judicial de la fiscalía 4 de la ciudad para advertirles sobre la contravención que cometían al impedir el paso de vehículos.

Fuentes de la comunidad que lleva adelante una huelga de hambre dijeron que esta mañana se presentaron agentes de la comisaría cuarta con una "intimación al desalojo". "Los policías entregaron una notificación judicial y nos dijeron que si queríamos dialogar teníamos que dejar la avenida o por lo menos liberar un carril", añadieron los voceros.

Los aborígenes, que están acompañados por activistas de partidos de izquierda, señalaron que la notificación se realizó "con dos testigos, uno de los cuales es un chico en situación de calle que suele comer con la comunidad" en el piquete.

Asimismo, los manifestantes se mostraron preocupados porque tras la notificación judicial la Policía instaló "carros de asalto al costado de la avenida".

Los aborígenes de Formosa, que trajeron a Buenos Aires su protesta ante la falta de soluciones a los reclamos por tierras que planteó en su provincia, continuaban hoy encadenados y cumplieron su sexto día en huelga de hambre.


 



Recomienda esta nota: