28/05/2011

Argentina

La justicia convalida a Micheli al frente de la CTA

El Juzgado Nacional del trabajo resolvió a favor de la legitimación de Pablo Micheli como secretario General de la Central de los Trabajadores de la Argentina (CTA).

El juez Pablo Candal a cargo del Juzgado Nacional del trabajo número 26 resolvió a favor de la legitimación de Pablo Micheli como secretario General de la Central de los Trabajadores de la Argentina (CTA). Micheli aseguró el viernes a la tarde en conferencia de prensa que la disposición judicial convalida las elecciones complementarias realizadas en la CTA.

"Además, la resolución de prórroga que había firmado el ministro Carlos Tomada queda invalidada", explicó.

"El magistrado, con su decisión, ratificó el voto de miles de afiliados que eligieron a esta conducción en las elecciones del 23 de septiembre y en las complementarias del 9 de diciembre de 2010, cuando se impuso por una diferencia de más de 30.000 votos”, indicó el dirigente sindical en la conferencia de prensa.

Micheli afirmó que Candal fundamentó el fallo en que “se debe tener por probado que a la reunión del 9 de diciembre concurrieron 31 integrantes de la comisión ejecutiva nacional y ratificaron los comicios complementarios” y en que “los 16 miembros que sufragaron por la mayoría fueron oportuna y debidamente identificados por la escribana Rúa Peñavera”.

Además, Micheli subrayó que Yasky “no impugnó el resultado de esas elecciones ante la Junta Electoral nacional”.
“En ese contexto, la CTA procura garantizar, practicar y defender la más absoluta autonomía sindical respecto del Estado, los empleadores y partidos políticos y revalorizar la ética en la conducción y la representación”, puntualizó el dirigente estatal.

Al enterarse de la noticia, Micheli aseguró: "Lo recibí con mucha alegría y responsabilidad. Padecimos esta ambivalencia porque la gente nos había votado pero por las trapisondas muy alevosas del Gobierno nacional no podíamos asumir".

Interrogado sobre la intención de Yasky de participar la próxima semana en la asamblea anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en nombre de la Central, encuentro en el que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner hablará el próximo 6 de junio, Micheli anticipó que si el Gobierno nacional y el Ministerio de Trabajo no acatan la orden judicial interrumpirá el discurso de la mandataria para hacer oír su reclamo.

"Estoy llamando al Ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada desde que salió el fallo y no me responde. Espero que lo haga en las próximas horas", dijo Micheli.

Resaltó que la decisión judicial "no solo me ubica como titular de la CTA en las deliberaciones de la OIT que se inician la próxima semana, sino además ante el Consejo del Salario Mínimo Vitál y Móvil".

"Este Gobierno no acepta que haya una Central autónoma que no sólo le diga buenas cosas, sino que le diga que hay pobreza en nuestro país", agregó y sostuvo: "Yo le critiqué fuertemente a Yasky su alianza con el kirchnerismo porque estamos en contra de que la CTA vaya atada al carro de cualquier gobierno o partido político".

Y finalizó: "Que no queden dudas, soy el Secretario General de la CTA porque me votaron los trabajadores, y así lo dicen el pueblo argentino, la OIT, la inmensa mayoría de centrales sindicales del mundo y la Justicia. Ya no hay excusas para que sigan usurpando el nombre y la trayectoria de nuestra Central. No lo vamos a permitir".

 

 

 




Recomienda esta nota: