29/05/2011

Argentina

La industria nacional de videojuegos factura 50 millones de dólares anuales

Entre 2006 y 2008, el sector quintuplicó sus ingresos. Actualmente exporta el 90% de su producción. 65 empresas conforman esta industria. Las necesidades.

En la Argentina existe un sector de videojuegos que muchos desconocen. Esta industria crece a pasos agigantados en nuestro país, a tal punto que factura cerca de 50 millones de dólares al año, según publica este domingo el matutino Tiempo Argentino.
 
Los números hablan por sí mismos: entre 2006 y 2008, la industria argentina del videojuego quintuplicó sus ingresos y cerró 2009 con una facturación $25 millones superior a la del año anterior, según datos del Centro de Estudios para el Desarrollo Económico Metropolitano. 
 
Por su parte, la Asociación Argentina de Desarrolladores de Videojuegos (ADVA) advierte que este sector factura anualmente cerca de 50 millones de dólares, aunque, por el momento, el 90% de lo que se produce, se exporta principalmente a los Estados Unidos y Europa. Entre los aspectos que favorecieron la fuerte expansión de la industria local en los últimos años, se encuentra el auge mundial de los videojuegos con niveles de facturación que ya superan a los de la industria del cine y a la difusión del juego.
 
Se estima que actualmente hay 65 empresas que conforman el sector, de las cuales un 85% comenzó a operar a partir del 2000. La particularidad de las mismas es que se iniciaron informalmente en el domicilio particular de los emprendedores. Sin embargo, el crecimiento que tuvo la industria posibilitó la transición hacia altos grados de formalización.
 
El sector emplea actualmente alrededor de 2000 personas, entre las que se destacan diseñadores, artistas e ilustradores 2D y 3D, programadores, ingenieros, testers y músicos cuya edad ronda los 27 años.
 
Fuentes de ADVA destacaron que “en los últimos dos años, la industria de los videojuegos explotó por la aparición de nuevas plataformas de distribución (smartphones, redes sociales, etc), que llevaron a los juegos a ser un producto de consumo masivo”. 
 
Además, según datos expresados en la segunda encuesta nacional a empresas desarrolladoras de videojuegos, esta industria se caracteriza por una fuerte presencia de capitales nacionales (83%). No obstante, “es importante resaltar el importante flujo de inversión extranjera que ha absorbido el sector en los últimos años, el cual ha tomado diversas formas, entre ellas la compra total o parcial de empresas nacionales y la apertura de empresas internacionales en el país. Por ejemplo, en 2005 se produjo el desembarco de la multinacional Gameloft, una de las más importantes empresas de videojuegos del mundo.”
 
En tanto, una de las dificultades que atraviesa la industria es la baja disponibilidad de recursos humanos calificados, en el marco de una demanda de profesionales en alza por el vertiginoso crecimiento del sector en los últimos años. 
 
Por otro lado, la oferta de cursos y carreras universitarias está poco extendida. En la actualidad, Image Campus, la escuela Da Vinci y la Universidad Nacional del Litoral conforman la oferta de estudios terciarios.
 
Otra dificultad es la financiación y los riesgos que conlleva. Es un sector donde el riesgo de desarrollar un videojuego es asumido casi enteramente por las empresas, quienes una vez que el producto está terminado intentan comercializarlo.
 
 



Recomienda esta nota: