17/06/2011

Argentina

La frontera Argentina-Bolivia es un punto de paso para el tráfico de niños

Así lo confirman los datos del paso limítrofe que, desde 2007, muestran que unos 622 chicos fueron rescatados; en su mayoría, mujeres.  

El paso fronterizo entre Argentina y Bolivia es el centro de las preocupaciones por el grado de impunidad con el que es usado para el tráfico de niños.

El paso entre La Quiaca y Villazón es un punto casi de tránsito de miles de niños que son secuestrados para ser vendidos a familias que buscan adoptar o para acciones macabras como la prostitución.

Desde 2007, unos 622 chicos fueron rescatados de los cuales, el 54 por ciento eran mujeres. De ese total, 238 de esos chicos no superaban los 5 años, 284 tenían entre 10 y 17 años, y los demás entre 6 y 9 años, según refleja InfoBae.

También se destaca que un 18 por ciento son argentinos y el 82 por ciento eran bolivianos.

La flexibilidad fronteriza es total ya que no hay controles y muchos pasos disponibles; tal el caso del río La Quiaca por el que se puede pasar caminando.

 



Recomienda esta nota: