18/06/2011

Argentina

Investigadores afirman que los titanoasurios eran lentos como los hombres

Miembros del CONICET determinaron la velocidad de los grandes dinosaurios herbívoros a partir del estudio de más de 300 huellas.

Investigadores del CONICET determinaron la velocidad a la que marchaban los grandes dinosaurios herbívoros de cuello largo que se extinguieron hace 65 millones de años, a partir del estudio de más de 300 huellas que formarán parte de un nuevo parque destinado al turismo paleontológico.

El doctor Bernardo González Riga, a cargo de esta investigación, comentó a la Agencia CTyS que “la gran cantidad de huellas de titanosaurios encontradas durante las campañas permitió estimar con precisión a qué velocidad de desplazaban estos inmensos herbívoros, los cuales dominaron la fauna del sur de Mendoza entre los 86 a 65 millones de años antes del presente”.

En el Facundo, Faustino Sarmiento describe su asombro ante las cualidades de los rastreadores para “seguir las huellas de un animal, distinguirlas de entre mil; conocer si va despacio o ligero, suelto o tirado, cargado o de vacío”. Esta ciencia casera y popular, que era común entre los gauchos, sorprendía al padre de la educación, quien seguramente quedaría fascinado ante la posibilidad que provee la Icnología para analizar, en este caso, pisadas de titanosaurios realizadas hace unos 70 millones de años y con ellas develar a qué velocidad se desplazaban estos dinosaurios cuadrúpedos e, incluso, describir algunos de sus hábitos de conducta.

Las aproximadamente 300 huellas que fueron examinadas pertenecían a individuos que medían entre 12 y 13 metros de longitud. El especialista González Riga señaló que “a paso normal, los saurópodos analizados marchaban entre 4,6 a 4,9 kilómetros por hora, que es una velocidad semejante a la que camina una persona”.

“Seguramente, podían alcanzar mayores velocidades si se asustaban, por ejemplo, pero es poco probable que pudieran correr”, agregó el especialista, jefe del Departamento de Paleontología del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLA-CRICyT-CONICET).

Se sabe poco sobre la locomoción de los dinosaurios, porque encontrar huellas que se hayan conservado durante millones de años es mucho más difícil que hacer excavaciones y descubrir restos fósiles. Por su parte, los investigadores del IANIGLA se centran tanto en la búsqueda de huesos como en la Icnología, que es la ciencia que se dedica al análisis de las huellas.

A partir de dichos índices, estos rastreadores de dinosaurios pueden establecer aproximaciones y precisiones sobre la forma en que se desplazaban, es decir, qué tipo de paso tenían, como así también señalar la velocidad a la que se transportaban en kilómetros por hora.

Asimismo, en las huellas de Titanopodus encontradas al sur de Mendoza se observan algunos de sus hábitos, como su condición de animales gregarios, que se movilizaban en manadas o grupos.

González Riga explicó la metodología que aplicaron para determinar la velocidad del desplazamiento de estos titanosaurios: “Teniendo una serie de huellas, relacionamos el tamaño de la pisada con la altura de la cintura al suelo y la longitud de la zancada, que es la distancia que hay entre huella y huella realizada por la misma extremidad, siendo que los titanosaurios eran cuadrúpedos.”

Estas fórmulas experimentales se logran a partir del análisis de la locomoción de los animales actuales, especialmente cuadrúpedos, como los elefantes. Con estos datos, se puede determinar con cierta precisión la velocidad a la que se estaban desplazando estos dinosaurios hace millones de años. (El Argentino)

 


 



Recomienda esta nota: