21/06/2011

Argentina

“En el reclamo por las Islas Malvinas no hay oficialismo y oposición”

El canciller Héctor Timerman reiteró ante la ONU el pedido de soberanía sobre el archipiélago sur y llamó a Gran Bretaña a sentarse a dialogar de manera pacífica.

El canciller argentino, Héctor Timerman, renovó este martes el reclamo por la soberanía sobre las Islas Malvinas y llamó a Gran Bretaña a “sentarse en una mesa y reanudar, de buena fe, las negociaciones”, en el marco de la sesión anual del Comité de Descolonización de la ONU que se celebra en Nueva York.

El diplomático participó de la reunión junto a legisladores del socialismo, el PRO, la UCR y el Frente para la Victoria (FPV) y sostuvo que “en el reclamo por las Islas Malvinas no hay oficialismo y oposición”. “Este tema nos une a todos, sin diferencias, la causa no debe ser politizada", agregó.

Asimismo, el canciller criticó duramente la posición inglesa y se refirió a la intención del gobierno de aquel país de obtener petróleo del territorio isleño. "No hay nada más colonialista que sacar recursos en terrenos ajenos. Gran Bretaña está repitiendo la extracción de recursos naturales en territorios ajenos, es decir, vivir con lo ajeno en vez de vivir con lo propio. Y eso no será permitido, porque la mayoría de los países miembros de las Naciones Unidas son ex colonias", señaló en declaraciones a radio La Red.

El canciller también se refirió a los dichos del Primer Ministro británico, David Cameron, quien la semana pasada había dicho que no había más discusiones sobre el tema.

"No se si fueron desafortunadas las declaraciones de Cameron, fueron más bien una expresión de omnipotencia británica. Hace unos días dijo que de Malvinas no se habla más, y una semana después estamos en la ONU, porque el conjunto de los miembros de las Naciones Unidas va a reiterar la exigencia de que Gran Bretaña y Argentina se sienten a dialogar sobre la soberanía de las Islas Malvinas", dijo.

"En todo caso, es una decisión de Gran Bretaña desconocer el mandato de las Naciones Unidas, que es la que impone una cierta convivencia en el mundo. Hay 16 conflictos coloniales en el mundo, de los cuales 10 vinculan a Gran Bretaña como potencia colonial. En 1965 las Naciones Unidas dijo que era un conflicto entre Gran Bretaña y Argentina. Y en 1985 los ingleses trataron de introducir a los habitantes de las Malvinas como parte del conflicto, y en dos oportunidades la ONU rechazó esta posición. Esto no deja margen de duda. Los rechazados no somos los argentinos, es el mundo entero", agregó.

Por otro lado, en su intervención ante el Comité Especial, el canciller denunció la “actitud criminal de fanáticos que amenazaron de muerte” al descendiente de británicos y nacido en las Malvinas, James Peck, “si osaba regresar a las islas”.

Ante tales hechos, “hacemos responsables a las autoridades británicas que ilegalmente ocupan las islas por la seguridad del ciudadano argentino, señor James Peck, si elige ejercer sus derechos de argentino a regresar a las islas ocupadas”, aseguró.

Peck, es un artista plástico que días atrás recibió la ciudadanía argentina, y que decidió mudarse al continente junto a su pareja años atrás, “luego de que a ella, siendo argentina y estando embarazada, le fuera negada la asistencia médica en las islas”.
 



Recomienda esta nota: