24/06/2011

Argentina

Apelan la excarcelación de Schlenker

Se trata de una causa en la que está acusado de haber asesinado hace 10 años en Munro a un supuesto "dealer" de drogas. 160.000 pesos de fianza.

El fiscal de San Isidro Patricio Ferrari apeló este viernes la excarcelación que le fue otorgada al ex jefe de la barra brava de River, Alan Schlenker, en la causa en la que está acusado de haber asesinado hace 10 años en Munro a un supuesto "dealer" de drogas, informaron fuentes judiciales.

Los mismos voceros indicaron que la defensa de Alan intentaba hoy acreditar los 160.000 pesos de fianza para que su cliente recupere la libertad en las próximas horas.
 
En su presentación ante la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro, Ferrari insistió en que Schlenker podría obstaculizar la investigación y en que hay riesgo de fuga.
 
Además, criticó al juez de Garantías Ricardo Costa por el bajo monto de la fianza impuesta para la situación económica del imputado -160.000 pesos- y por haber desestimado con la excarcelación todos los argumentos que en su momento el mismo magistrado avaló para detenerlo en el marco de esta causa.
 
"El señor Juez de Garantías, a través del dispositivo en análisis, pone en crisis el cumplimiento de las obligaciones propias del Ministerio Público Fiscal, ya que los peligros de entorpecimiento de la investigación y el peligro cierto y real de fuga no se ven neutralizados al otorgar la libertad al imputado", dice el escrito del fiscal.
 
Al mencionar los antecedentes de Schlenker, Ferrari mencionó que fue condenado en 2002 a una pena de un año y ocho meses de prisión de ejecución condicional por lesiones graves y daño, y que actualmente está siendo juzgado por el Tribunal Oral 15 de Capital por el crimen de Gonzalo Acro, donde la querella le pidió una condena de prisión perpetua y la fiscalía 17 años de cárcel.
 
También mencionó como un ejemplo de obstaculización de la justicia, el hecho de que la noche previa al allanamiento en el departamento de la avenida Del Libertador 8008, de Núñez, donde vivía, "diferentes personas ingresaron al domicilio llevándose consigo diversos bienes (cajas, bolsos, bolsas, CPU de computadora)".
 
 
 


Recomienda esta nota: