30/12/2011

Argentina

Preventiva para la acusada de asesinar a su pareja e intentar cremar el cuerpo

La Justicia de Quilmes tomó la decisión contra Anagiota Alexopoulos. El hecho ocurrió a fines de noviembre pasado en Avellaneda.

La Justicia de Quilmes dictó este viernes la prisión preventiva para Anagiota Alexopoulos, la mujer acusada de matar a su pareja e intentar cremar su cuerpo para ocultar el hecho, a fines de noviembre pasado en Avellaneda, informaron este viernes fuentes judiciales.

La decisión fue tomada por el juez de Garantías 4 de Quilmes, Damián Véndola, quien además dictó la prisión preventiva a una amiga de la acusada, Hilda Zulberti, y al médico que firmó el certificado de defunción de Julio César Caprarulo (58), Omar Pedro Rossi, ambos acusados de encubrimiento agravado y el último, además, de falsedad ideológica.
 
El magistrado resolvió, en tanto, aplicar una alternativa a la prisión preventiva -aún no definida- a otro médico acusado de encubrimiento agravado, José Pinto García, quien constató la muerte de la víctima.
 
Los requerimientos para dejar en prisión a los acusados hasta el juicio oral fueron realizados ayer por la fiscal de Berazategui a cargo de la causa, María de los Angeles Attarián Mena, quien le imputó a Alexopoulos (57) el delito de "homicidio calificado por alevosía".
 
Fuentes judiciales dijeron a Télam que la fiscal también pidió la captura de dos empleados de la cochería que realizó el servicio fúnebre de Caprarulo, aunque como sus defensas solicitaron sendos pedidos de eximición de prisión, los arrestos no fueron aún efectivizados.
 
Los investigadores dijeron que si el caso sigue en manos de la fiscal Attarian -ya que por una cuestión de competencia la causa podría ser remitida a la Justicia de Avellaneda-, al finalizar la feria judicial de enero podrían solicitarse nuevas detenciones.
 
El crimen de Caprarulo fue cometido el 26 de noviembre último en la casa que éste compartía con su pareja, de nacionalidad griega, en Dardo Rocha 522, de Avellaneda.
 
De acuerdo a la pesquisa encabezada por la fiscalía, la mujer habría asesinado a golpes a su pareja cuando se encontraba en la cama y luego habría intentado hacer pasar su muerte como producto de un ataque cardíaco, tras lo cual contrató un servicio de cremación para deshacerse del cuerpo.
 
"La imputada reconoce que estuvo en el lugar del hecho, pese a decir que su marido sufrió un infarto y que las heridas que presenta en la ceja y el oído se las provocó su perro", un pequeño caniche, dijeron a Télam los voceros consultados.
 
A esto se suma que de la autopsia surgió que los golpes aplicados a la víctima, la mayoría en la nuca, fueron provocados cuando aún estaba con vida y que no presenta signos de defensa, situación que llevó a agravar el homicidio por "alevosía" (estado de indefensión).
 
Otro elemento valorado por Attarián Mena es que se determinó que el colchón de la cama había sido lavado y dado vuelta y al hacerse el estudio correspondiente con el reactivo luminol arrojó que tenía grandes manchas de sangre, al igual que parte del piso de la habitación.
 
Un análisis de ADN estableció que la sangre pertenecía al marido.
 
En tanto, al pedir la prisión preventiva de los médicos, la fiscal consideró a ambos autores de "encubrimiento agravado" y, en el caso de Rossi, también de "falsedad ideológica de documento público", ya que firmó el certificado de defunción falso.
 
 
 
 



Recomienda esta nota: