16/11/2012

Argentina

La víctima de la periodista y su pareja padece Síndrome de Estocolmo

El secretario de Salud de Coronel Suárez y priquiatra de la mujer, Juán José Aspitarte. Sonia Molina está psíquicamente afercada por la traumática experiencia que vivió.

Sonia Molina, la mujer que estuvo tres meses secuestrada en Coronel Suárez bajo los padecimientos a los que la sometían la periodista Estefanía Heit y su pareja, sufre de Síndrome de Estocolmo y tiene dificultades para conciliar el sueño. Así fue anunciado por el psiquiatra de la víctima y secretario de Salud de esa localidad, Juan José Aspitarte.

El especialista aseguró que “en principio se le podría adjudicar el instinto de conservación o lo que damos en llamar el síndrome de Estocolmo, que es la valoración afectiva hacia sus captores". Sin embargo, el médico aclaró que cuando la internaron "lo que prevalecía era el temor en ese momento a la aparición de esa gente y a volver a vivir la situación que había estado atravesando".
 
Aspitarte agregó que "la paciente en este momento tiene algunos temores, aceleración del pensamiento, dificultades del sueño, propias del reajuste de la situación normal que está atravesando en compañía de gente que no la amenaza". 
 
Al respecto del estado físico de Molina, el médico dijo que “durante el transcurso del secuestro le hicieron hacer algunos períodos de ayuno donde sólo comía repollo y estuvo más delgada que cuando ingresó la mañana del lunes”.
 
Asimismo, afirmó: "Desde el peso normal que ella tenía hasta que ingresa al hospital había una pérdida de 20 kilos, pero según su relato bastante pormenorizado estuvo pesando menos cuando estuvo haciendo el ayuno religioso", comentó.
 
"Es la primera vez que me toca atender en lo profesional a un paciente en situación aguda", concluyó.


Recomienda esta nota: