25/11/2012

Argentina

Matan a caballos salvajes para venderlos a frigoríficos y hacerlos mortadela

La presidenta de la Asociación Civil Cimarrón Equino sostiene una lucha para la conservación de la única manada de caballos criollos en estado salvaje dentro del Parque Provincial Ernesto Tornquist.

Un grupo de conservacionistas promueve por estos días la construcción de una reserva para caballos salvajes de Tornquist con el fin de protegerlos de la captura del hombre, para su posterior venta en frigoríficos para hacerlos mortadela, con la excusa de que son considerados plaga.
 
Rosana Silvera, presidenta de la Asociación Civil Cimarrón Equino, sostiene que se creó la asociación ante la “necesidad imperiosa de defender las manadas de caballos salvajes de la Argentina. Estamos trabajando en la actualidad en la protección y conservación de la única manada de caballos criollos en estado salvaje dentro del Parque Provincial Ernesto Tornquist”.  Para Silvera, “en la actualidad los caballos salvajes de Argentina están siendo mermados por leyes que no contemplan su valor histórico".
 
La mujer afirma que “estamos convencidos que derogando el Decreto Nº 721, firmado por el ex gobernador Felipe Solá y ejecutando una nueva ley donde se contemple la protección, el manejo y el control de los caballos del Parque Ernesto Tornquist, a través de crear, dentro del mismo, la Primera Reserva de Caballos Criollos Salvajes de Latinoamérica; entonces sentaremos un precedente histórico y cuidando la historia a futuro”.
 
Con respecto a la necesidad de una ley de protección, Silvera aseguró: “Consideramos que estos caballos son únicos en el mundo, sus características particulares no se parecen a otros caballos salvajes del planeta, aunque tiene algunas ‘similitudes’ con el Mustang Americano. Si los protegemos mediante una ley, en su control y manejo, nuestro futuro histórico estará asegurado".


Recomienda esta nota: