14/12/2012

Argentina

Jesús Olivera dice que Sonia Molina escuchaba voces y fingía estar endemoniada

El pastor, marido de Estefanía Hait, dice que la mujer a la que mantuvieron cautiva durante tres meses "estaba obsesionada conmigo". Mirá el video.

El pastor Jesús Olivera, marido de Estefanía Hait, rompió el silencio para contar que Sonia Molina, quien estuvo secuestrada en casa de la pareja durante tres meses "escuchaba una voz" y fingía estar endemoniada, además estaba obsesionada con él y que tenía deseos de clavarle una tijera.

“Sonia siempre tuvo doble cara. Habló de Dios, pero después cambió el discurso. Estaba obsesionada conmigo. Una persona cristiana no puede decir que Dios le dijo que iba a ser mi esposa”, contó en una entrevista brindada desde la cárcel.
 
“No le ofrecimos vivir en casa. Dijo que no quería volver más a Colorado (desde donde había llegado a Coronel Suárez). Le dijimos que tenía que buscar un trabajo, que no podía quedarse con nosotros”. “Le hicimos unos panfletos para que ella repartiera y trabaje de masajista. La acompañamos a colocarlos en el hospital de Coronel Suárez. Le dimos una tijera grande y una cinta scotch. Y cuando volvíamos dijo que había sentido deseos de clavarme la tijera”, contó.
 
Según Olivera, Sonia había hecho contra su marido y su suegra la misma denuncia que contra él. 
 
“Ella escuchaba una voz en el oído y se tiraba al piso, se hacía la endemoniada. Lo hizo dos veces delante de mí. Ella estuvo dos años y medio con su iglesia en Colorado. No practicaban las mismas cosas que nosotros. Allá, por ejemplo, ayunaban”, comentó.
 
Mire aquí las declaraciones del falso pastor:
 




Recomienda esta nota: