11/09/2013

Argentina

Se duplican las escalas de facturación del Monotributo

El Gobierno nacional anunció la elevación en un 100 por ciento de los límites máximos de facturación anual para el monotributo. Rige desde este mes.

En vísperas de una nueva reunión con empresarios y sindicalistas afines, el Gobierno anunció este miércoles la elevación de los límites máximos de facturación anual para el monotributo. La medida era esperada sobre todo por pequeños y medianos empresarios que, por la inflación, se veían obligados a pasar al régimen de Autónomos.
 
La modificación, especificó el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, rige desde este mismo mes.
 
Hasta agosto, podían permanecer en el régimen de impuestos simplificado quienes facturaban hasta 200.000 pesos anuales, si brindan servicios, o hasta 300.000 pesos, si se dedican a la producción de bienes. Los dos límites fueron modificados: ahora pasan a 400.000 y 600.000 pesos, respectivamente.
 
Junto con el aumento en los topes de facturación para las categorías más altas del monotributo se modifican también las demás escalas.
 
Ahora la categoría B, que es la más baja (en 2010 se unificó con la A), es para quienes facturan hasta 48.000 pesos (antes era hasta $24.000 anuales); la C, hasta $72.000; la D, hasta $96.000; la E, hasta $144.000; la F, hasta $192.000; la G, hasta $240.000; la H, hasta $288.000 y la I, hasta $400.000; las otras tres categorías, exclusivas para la producción de bienes, son la J, hasta $470.000 pesos anuales; la K, hasta $540.000; y la L, hasta 600.000.
 
Quienes superan los límites máximos de facturación o los parámetros de metros cuadrados utilizados o energía consumida (que se mantienen sin cambios tal como regían hasta ahora), deben pasarse al régimen de Autónomos.



Recomienda esta nota: