16/09/2013

Argentina

Solicitan la detención del maquinista en la causa por el choque de trenes en Castelar

El abogado querellante realizó el pedido luego de que se confirmara que los frenos funcionaban. El accidente ocurrió el 13 de junio pasado y dejó un saldo de tres muertos y más de 300 heridos.

Gregorio Dalbón, abogado querellante en la causa por el choque de trenes en Castelar ocurrido en junio, solicitó al juez la detención del maquinista tras comprobar, mediante una pericia, que los frenos funcionaban.

 

El planteo ante el juez federal de Morón Jorge Rodríguez fue realizado por el abogado Gregorio Dalbón, querellante en la causa por un grupo de víctimas y se pidió la detención del motorman Daniel López por considerar que pudo actuar "en respuesta a intereses superiores como el propio sindicato" y de manera "indebida", informaron fuentes judiciales.

 

El juez Rodríguez dio vista del planteo al fiscal Sebastián Basso, quien según fuentes judiciales rechazaría el pedido de detención por entender que se trató de un hecho culposo y no doloso.

 

Basso pedirá proximamente el procesamiento del maquinista por "estrago culposo seguido de muerte" al considerarlo el único responsable de lo ocurrido en base a una pericia que concluyó que el 13 de junio pasado los frenos del tren Chapa 01 funcionaban y que chocó a otra formación detenida por ir a velocidad excesiva.

 

"La única causa del accidente fue la imprudencia del maquinista", estimaron fuentes de la fiscalía en base a la pericia, por lo cual no habrá más imputados en la causa.

 

Para Dalbón, como querellante, el delito en que debe encuadrarse la acusación es "estrago doloso", que prevé penas de prisión efectivas.

 

"El pedido aquí formulado encuentra fundamento en que el delito que la pericia practicada en autos permite tener por perpetrado, siendo este el de estrago doloso, se encuentra reprimido por pena privativa de libertad que no admite condena de ejecución condicional, por lo que la detención del imputado deviene impostergable para asegurar los fines del proceso e impedir que el mismo eluda la acción de la justicia o entorpezca la investigación", se afirmó en el escrito.

 

El motorman "no  implementó ninguna maniobra en tal sentido, provocando, deliberadamente, la producción del siniestro". 

 

"Se advierten como contundentes los elementos tipificantes que conducen a recrear una intencionalidad en la comisión del hecho investigado de la que se derivó la producción de centenares de víctimas, imponiendo ello que sea dispuesta, sin mayor demora, la detención de su autor para recibirle declaración indagatoria respecto de tales circunstancias, conforme lo aquí solicitado", agregó en referencia a los muertos y heridos.

 

Además se pidió al magistrado determinar si "la finalidad del evento haya sido cumplir con un objetivo mayor, beneficiando indebidamente a intereses superiores, como ser, al propio sindicato al que el mismo pertenecía".

 

En tanto, durante una entrevista televisiva, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, dijo que hay que "ser muy prudentes, estamos esperando que se pronuncie la Justicia", y destacó que en el caso de Castelar "diez peritos han confirmado que no hubo impedimento físico ni electrónico en el sistema de frenos".

 

"La tranquilidad que uno tiene es que se hizo todo lo posible; la vía era totalmente nueva, la formación estaba totalmente reparada, los frenos totalmente nuevos, tenía cámara en la punta de la cabina que fue muy útil para la Justicia y tenía todos los sistemas de freno; la Justicia ahora tiene que determinar de quién es la responsabilidad", señaló.

 

El choque ocurrió el 13 de junio a las 7, cuando el tren del ferrocarril Sarmiento circulaba de Once a Moreno y embistió a otro detenido en Castelar. En el accidente murieron tres personas y hubo más de 300 heridos.




Recomienda esta nota: