19/09/2013

Argentina

Se tiró de un colectivo porque veía fantasmas y sentía olor a azufre

Se trata de un hombre de 35 años que viajaba hacia Buenos Aires. Un médico policial determinó que padecía un cuadro depresivo.

Un hombre de 35 años que viajaba de Iguazú hacia Buenos Aires rompió una ventanilla y se tiró de un interno de la empresa de colectivos Crucero del Norte porque veía fantasmas y sentía olor a azufre.

 

Sobre la avenida de tránsito pesado en Eldorado, el pasajero que viajaba en el piso superior comenzó a golpear y rompió una ventana. El chofer detuvo la marcha y el hombre se arrojó desde la altura. 

 

Al caer, empezó a correr gritando que lo perseguían fantasmas y que sentía olor a azufre. Después de unas horas, la Policía lo encontró en un monte a la vera de una avenida a metros de ruta 12. 

 

Los uniformados trasladaron al convulsionado pasajero a la comisaría Primera para ser atendido por el médico policial, quien determinó que padece un cuadro depresivo y debe ser medicado.




Recomienda esta nota: