03/12/2013

Argentina

Según un informe de la FAO, Argentina erradicó el hambre

Sin embargo, el mismo informe indica que el país tiene el tercer porcentaje más alto de obesidad de Latinoamérica.

Según un informe difundido por la FAO, hubo una reducción significativa del hambre y de la desnutrición crónica infantil en Argentina.Sin embargo, el país tiene el tercer porcentaje más alto de obesidad de Latinoamérica.

 

La Argentina logró erradicar el hambre, en el marco de una reducción general de la pobreza y la indigencia en América Latina y el Caribe, y tiene uno de los índices más altos de obesidad de la región, reveló un estudio difundido hoy por La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

 

Según el informe, hubo una reducción significativa del hambre y de la desnutrición crónica infantil en toda la región, como resultado de la combinación de "crecimiento económico, compromiso político y una decidida acción pública".

 

Aunque la subalimentación aún afecta a 47 millones de personas de la región, ocho países erradicaron el hambre: Argentina, Barbados, Chile, Cuba, Dominica, México, San Vicente y las Granadinas y la República Bolivariana de Venezuela.

 

En tanto, Brasil, Colombia, Guyana, Honduras, Nicaragua, Panamá, Perú y República Dominicana lograron reducir a la mitad su proporción de personas con hambre.

 

El estudio, que fue difundido esta mañana en la oficina regional de la FAO en Santiago de Chile, también señala que la Argentina tiene el tercer porcentaje más alto de obesidad de Latinoamérica, con el 29,4 por ciento, detrás de México, con el 32,8 por ciento, y Venezuela, con el 30,8 por ciento.

 

En este sentido, destaca que el sobrepeso afecta a un 23 por ciento de los adultos y a un 7 por ciento de los niños en edad preescolar de toda la región, lo que representa a 3,8 millones de menores de cinco años.

 

En Argentina, por ejemplo, la obesidad infantil creció el 9,9 por ciento en los últimos 20 años. El Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional de América Latina y el Caribe 2013 también puntualiza que el hambre cayó en América Latina del 17,7 por ciento al 7,9 por ciento y la desnutrición infantil crónica se redujo a la mitad, en los últimos 20 años.

 

El informe recalca que los avances en alimentación y nutrición en la región se deben a la implementación de un "enfoque de doble vía" que complementa políticas que atienden las urgencias sociales con aquellas cuyo objetivo es cambiar las estructuras que generan exclusión y desigualdad.

 

En este sentido, destaca a los programas de transferencias condicionadas de ingresos; las políticas de alimentación escolar; los programas que dan proyección a la agricultura familiar en su fase productiva y en su inserción en los mercados locales e internacional; y las medidas orientadas a mejorar el mercado de trabajo rural y promover el trabajo decente.



Recomienda esta nota: