05/12/2013

Argentina

Los comerciantes de Córdoba deberán esperar 48 horas para evaluar los daños

De todas formas se estimas pérdidas millonarias a raiz de los saqueos y destrozos vividos el pasado martes y miércoles.

 El presidente de la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom), Rubén Martos, aseguró este miércoles que, dentro de 48 horas, podrían tener una evaluación de los daños sufridos como consecuencia de los saqueos que se produjeron durante el acuartelamiento policial, y que en principio superarían el millón de pesos.

 
Tras destacar que "las perdidas son millonarias" y de "más de un 1 millón de pesos viendo las cosas grosso modo", Martos precisó que el relevamiento permitirá determinar "la cantidad de comercios afectados y los bienes que sufrieron perjuicios".
 
Asimismo, el dirigente subrayó que, tras la evaluación, podrán discutir con las autoridades provinciales "algún tipo de ayuda", aunque agregó: "ahora no sabemos qué tipo ni en qué condiciones se dará" esa asistencia.
 
Horas antes, en el mismo sentido, el titular de la Cámara de Comercio de Córdoba, Horacio Busso, aseguró que las pérdidas sufridas fueron millonarias y afirmó que "al menos 1.000 negocios" fueron afectados.
 
Hasta esta tarde el gobierno provincial no había definido en qué consistirá la ayuda o financiamiento, pese a que este mediodía comerciantes damnificados fueron a protestar por lo sucedido en las inmediaciones del Centro Cívico del Bicentenario, sede del Poder Ejecutivo.
 
A diferencia del gobierno provincial, la Municipalidad de la ciudad de Córdoba anunció que concederá beneficios impositivos a los comerciantes que sufrieron destrozos y saqueos entre el martes y miércoles.
 
El secretario de Gobierno del municipio, Facundo Cortés Olmedo, precisó a la prensa que, una vez que se realice un relevamiento, se pondrá en vigencia "un sistema de bonificaciones y de beneficios (fiscales), aunque previamente los comerciantes deberán acreditar las circunstancias de lo sucedido".
 
Los saqueos y robos de alimentos, mercaderías, electrodomésticos y hasta de ciclomotores se produjeron aprovechando que los policías permanecían acuartelados, en demanda de mejoras salariales, desde la madrugada del martes.
 
Los mayores hechos de violencia, que ocasionaron enfrentamientos, con decenas de heridos, entre los saqueadores y vecinos y dueños de negocios que trataban de impedirlos. (Télam)


Recomienda esta nota: