06/12/2013

Argentina

Capitanich: "La Constitución establece un poder no delegado por las provincias"

Así respondió el Jefe de gabinete ante los cuestionamientos por el envío de Gendarmeria a la ciudad de Córdoba. "Hay un procedimiento" resaltó. Video

 El jefe de Gabinete Jorge Capitanich, confirmó el envío de 2 mil gendarmes a Córdoba, tras el pedido "formal" planteado por el gobernador José Manuel De la Sota luego de los saqueos producidos esta semana durante el acuartelamiento de la Policía provincial.

  
"Hay organizaciones de todo tipo que todo el tiempo están propendiendo a generar disturbios y nosotros tenemos que garantizar la paz social. Ahí es donde el Estado Nacional, en forma coordinada con todos los niveles de gobierno, debe establecer los mecanismos para que esto no ocurra", aseveró el jefe de ministros en su contacto matutino con la prensa.  "Hay organizaciones de todo tipo que todo el tiempo están propendiendo a generar disturbios y nosotros tenemos que garantizar la paz social" En este sentido, remarcó que "las fuerzas nacionales pueden establecer un mecanismo de cooperación transitoria, pero no pueden sustituir el uso de un poder no delegado por una razón muy sencilla: no se pueden sustituir 18 mil miembros de una fuerza", en referencia a las fuerzas de seguridad provinciales.
 
  En tanto, al referirse a la situación en Córdoba, Capitanich consignó que, en función de la "comunicación del gobernador José Manuel de la Sota con un requerimiento para contar con el respaldo de agentes de la Gendarmería Nacional", el Estado Nacional, a través del secretario de Seguridad, Sergio Berni, "generó las condiciones para el traslado" de miembros de esa fuerza. 
 
  En este punto, el jefe de Gabinete precisó que el envío de gendarmes a la provincia de Córdoba será "por tandas, en un esquema progresivo a los efectos de llegar a la presencia de un número importante de agentes, cercano a los 2 mil" efectivos.
 
  "Estamos trabajando permanentemente en coordinación con los gobernadores de todas las provincias argentinas", enfatizó Capitanich, quien en sus declaraciones también subrayó que "ningún cordobés puede sentirse indefenso". 
 
  En este marco, sostuvo que las situaciones planteadas, en referencia a los saqueos o conatos de saqueos, "son acciones con una estrategia planificada por grupos determinados que deben someterse luego a los procesos judiciales". 
 
  En este sentido, sostuvo que esto mismo "ocurrió en el 2011 después de un triunfo contundente de la presidenta en las elecciones, ocurrió en diciembre de 2012 y ocurre hoy", con lo cual se debe desplegar -planteó el funcionario- "una acción preventiva y planificada para evitar cualquier efecto de contagio y de acción deliberada de estos grupos". 
 
  "Entendemos que las acciones preventivas están dando resultados", enfatizó Capitanich, no obstante lo cual insistió con que "la seguridad pública es una facultad indelegable por parte de las autoridades de las provincias". 
 
  "Tenemos que ser muy respetuosos de la Constitución y de las leyes. La Constitución establece un poder no delegado por las provincias y hay un procedimiento", aseveró el jefe de ministros en su ya habitual contacto matinal con los periodistas en la Casa de Gobierno. (Télam)
 

 


Recomienda esta nota: