08/12/2013

Argentina

Berni llama a impedir que "la policía extorsione al poder político"

El secretario de Seguridad de la Nación se encuentra en Rosario, donde el Gobierno envió unos 2.000 efectivos de Gendarmería y Prefectura.

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, arribó el sábado a Rosario, adonde el Gobierno envió unos 2.000 efectivos de Gendarmería y Prefectura y 150 vehículos, y advirtió que no permitirán que "las fuerzas policiales extorsionen al poder político".

 

"No se pueden volver a repetir en la Argentina las escenas que vimos en las pantallas de televisión, no podemos permitir que las fuerzas policiales extorsionen al poder político como lo han hecho, librando a los ciudadanos a su buena suerte", dijo Berni en referencia a los saqueos en la provincia de  Córdoba.

 

El funcionario dijo que con el envío de los efectivos procuran "llevar seguridad y tranquilidad" a la ciudadanía y completó que trabajarán en forma conjunta con la provincia de Santa Fe. 

 

El funcionario realizó las declaraciones a la prensa, tras reunirse en Rosario con el gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, quién solicitó la presencia de Gendarmería para evitar posibles saqueos e incidentes, en el marco del conflicto salarial que mantiene la policía local.

 

"Hemos venido con más de dos mil hombres", destacó Berni, y agregó que, en ese grupo, también se encuentran personal de las policías Aeroportuaria y Federal, "con equipamiento y elementos para estar en una hora en la calle".

 

Berni y Bonfatti, de acuerdo a la Ley de Seguridad Interior, conformaron el Comité de crisis, que tendrá como objetivo coordinar las políticas en materia de seguridad.



Recomienda esta nota: