19/12/2013

Argentina

Controladores aéreos levantan paro y el aeropuerto vuelve a la normalidad

Este jueves por la tarde se levantó la medida de fuerza que mantenían los controladores aéreos afiliados a la Asociación de Trabajadores del Estado. De a poco se normalizaba la actividad en el aeropuerto de Tucumán.

La medida de fuerza iniciada por un grupo de trabajadores aeroportuarios de Tucumán, Jujuy y Salta fue levantada esta tarde tras acatar la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, informó la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

 

Sin embargo, la ANAC solicitó a los pasajeros que antes de dirigirse a los aeropuertos, consulten el estado de sus vuelos a través de la página web, www.aerolineas.com, o llamando al call center: 0810-222--86527. "De esta manera, se podrán minimizar los problemas provocados  por demoras o reprogramaciones de vuelos", se indicó a través de un comunicado de prensa.

 

Esta mañana, tres vuelos de Aerolíneas Argentinas y uno de LAN fueron cancelados por un paro de controladores aéreos en los aeropuertos de Tucumán, Jujuy y Salta. Los servicios afectados fueron los AR 1472 y LAN 4150, ambos a Tucumán, AR 1496 a Jujuy y AR 1450 a Salta. La medida de fuerza había sido anunciada por los controladores aéreos afiliados a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) hace dos días.

 

Alrededor de las 9.40, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, dictó la conciliación obligatoria en el conflicto pero el Aeroparque Jorge Newbery continuaba esta mañana con operaciones reducidas debido a una asamblea adoptada por los operadores de Plan de Vuelo, indicó Télam.

 

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en una rueda de prensa en Casa de Gobierno, señaló que el titular de la cartera laboral dictó la conciliación "en virtud de que se trata de un servicio público esencial" y que el objetivo es "normalizar la situación de los vuelos de cabotaje".

 

Cerca de las 12.30 se produjeron escenas de tensión cuando personal de la Gendarmería pretendió desalojar a los empleados que adhieren a la medida de fuerza. "Les exigimos que nos muestren la orden puesto que nosotros estámos en nuestros puestos, aunque sólo cumpliendo servicios escenciales. Es decir, si se trata de un vuelo sanitario o presidencial, vamos a trabajar. La medida afecta únicamente a los servicios comerciales", indicó el coordinador del NOA y delegado del aeropuerto de Tucumán, Arnaldo Hernández Yalug, en diálogo con La Gaceta. (La Gaceta)



Recomienda esta nota: