23/12/2013

Argentina

Chaco da vuelta atrás con el aumento prometido a los policías

El gobernador Bacileff Ivanoff había arreglado un básico de 8 mil para la fuerza provincial, pero decidió reformular la propuesta.

El gobernador del Chaco, Juan Carlos Bacileff Ivanoff, dio marcha atrás con el aumento otorgado a la Policía chaqueña, que estipulaba un salario inicial de $ 8.000 para un agente inicial. Ahora presentó una reformulación de esa propuesta.

 

Entre las causas que motivaron este giro del Gobierno se destaca la denuncia por sedición en la que habrían incurrido los acuartelados el 8 y 9 de este mes.

 

“El Estado provincial realizó la denuncia que se violó el artículo 7º de la Constitución, entonces lo que firmó el ministro de Gobierno, Marcos Verbeek, es insanablemente nulo”, señaló el mandatario, pese a que esta denuncia aún fue acompañada por una resolución de la Fiscalía Federal.

 

El jefe provincial dijo que el acuartelamiento policial para conseguir aumentos “podría comprenderse dentro del artículo 226 del Código Penal, que sostiene que cuando se logren remuneraciones o beneficios para ciertos sectores a través de la fuerza tienen condena a prisión de 15 años”, aunque rápidamente aseveró que “no estoy inculpando a nadie y es algo que determinará la justicia federal”. 

 

Por su parte, el Fiscal Federal Patricio Sabadini quien, junto a Federico Carniel y Carlos Amad, integra el equipo de fiscales federales designados por la Procuración General de la Nación para investigar si hubo o no delitos por sedición, contó al  portal perfil.com que “hay méritos suficientes para iniciar una investigación en la justicia por delitos aproximados a un accionar sedicioso”.

 

El gobernador había dicho que los $ 25 millones necesarios para hacer frente al primer tramo del acuerdo “están garantizados”. Además detallaba que esos $ 8 millones se convertirán en $ 10.000 por todo concepto, de bolsillo, a partir del 1 de febrero”.

 

Sin embargo, el viernes, el propio Bacileff Ivanoff anunció que se reformuló ese acuerdo inicial por otro “más acorde a las finanzas provinciales” y prometió $ 6.000 de sueldo para la Policía. 

 

El gobernador dijo que la negociación con los amotinados durante los saqueos fue “irregular” y añadió que esto no significa que los policías no tendrán aumento, pero debe hacerse dentro de un marco regular y “se los voy a dar, pero por las vías institucionales”. La medida, abarca tanto a agentes y cabos, a los que se les otorgaría una bonificación no remunerativa en éste mes de $ 1.450, en tanto que para el resto de las jerarquías sería de $ 1.200. Ambas sumas, se incorporarían al básico recién en enero próximo, y completarían un básico de $ 6.000. (perfil.com)



Recomienda esta nota: