24/12/2013

Argentina

Fábrega quiere limitar la emisión de moneda para el año 2014

El titular del Banco Central de la República Argentina, Juan Carlos Fábrega, aseguró que “la expansión monetaria en 2013 fue del 25 por ciento. En 2014 vamos a trabajar para que sea menor".

El presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, está estrenando funciones, a poco más de un mes de haber asumido en su cargo. El máximo representante de la entidad aseguró que se buscará reducir la impresión de billetes para el año que viene. Además aseguró que se mantendrá el tipo y la flotabilidad del mercado cambiario.
 
"La expansión monetaria en 2013 fue del 25 por ciento. En 2014 vamos a trabajar para que sea menor", definió la máxima autoridad del Central. Según economistas, la emisión de billetes es una de las causas de la inflación y que el Gobierno debería corregir para frenar el alza de precios. 
 
Fábrega, designado como reemplazante de Mercedes Marcó del Pont, indicó que tendrá como objetivos "adecuar el sistema financiero a las necesidades de nuestro país", y que no habrá cambios en lo que respecta a la política sobre el tipo de cambio. 
 
Al ser consultado por el ritmo de devaluación acelerada del peso que adoptó el BCRA en los últimos meses, dio a entender que se continuará en este camino. "Los períodos vinculados a la fluctuación del tipo de cambio no ha sido igual en todos los períodos (del gobierno kirchnerista). En este momento es similar a lo que ocurrió en 2009, pero claramente tiene que ver con la política de flotación administrada y acomodamiento del tipo de cambio", sostuvo. 
 
En otro orden, Fábrega destacó como "positivos" varios logros de la gestión de los últimos meses, como el achicamiento de la brecha entre el dólar oficial y libre -tras el aumento del recargo del 35% dispuesta por la AFIP a la divisa-, el freno en la caída de las reservas, y el ingreso de dólares provenientes del agro, impulsado a través de una letra del Banco Central que impulsó a los productores a liquidar el acopio de su producción.
 
"Lo que se ha visto es que se ha reducido la brecha que existía muy amplia entre el dolar ilegal y el oficial. La verdad es que es bueno que así suceda, aunque no era ese el objetivo primordial", reflexionó el titular de la entidad.


Recomienda esta nota: