29/12/2013

Argentina

Anuncian que podrían desembarcar 40 drogas diferentes en los boliches durante el verano

Durante el receso de verano los controles policiales en los boliches se intensifican. Esperan que las drogas desembarquen en las principales playas.

Expertos en drogas anunciaron que este verano habrá 40 tipos de sustancias ilegales en venta en los boliches para seducir a los jóvenes que no son adictos fijos a la marihuana y la cocaína.

Los especialistas en adicciones saben que en la temporada veraniega las organizaciones de narcotraficantes intensifican la producción de sustancias ilegales por fuera del mercado clásico, y distribuyen otras drogas para atraer a clientes.
 
Dentro de esta lista de alrededor de 40 drogas, los expertos consultados por Diario Popular mencionaron como novedad preocupante la aparición de Nexus y Spice, porque son sustancias que ya tienen una probada eficacia en los boliches europeos. "Sabemos que estas dos sustancias seguramente formarán parte de la oferta del verano. Pero estamos alertas", dijo un jefe policial bonaerense.
 
Pero también aparecen las anfetaminas, los hongos alucinógenos, la ketamina, el cristal, el popper, la marihuana potenciada, las denominadas "setas mágicas", la heroína y muchísimas más, de las cuales incluso se desconocen sus "recetas" y por lo tanto el nivel de peligrosidad.
 
Por ejemplo, se detectan pastillas con base de fertilizantes, agroquímicos, productos farmaceúticos de diversa índole y otras fórmulas que son importadas desde lugares tan disímiles como Holanda, Rusia, India o Japón, entre otros, que vienen con nombres "divertidos" como Dragonfly o Cocodrilo, o sofisticados como JWH-018 o BZP, pero son realmente letales.
 
De acuerdo a las estadísticas de consumo, aquellos que adquieren estas sustancias "emergentes" son minoría, pero el número crece en la etapa del año que coincide con las vacaciones escolares o laborales. En consonancia, en el último informe de la ONU sobre drogas en el mundo se afirmó que "el sistema de fiscalización internacional de drogas está fallando por primera vez ante la rapidez y creatividad del fenómeno de las nuevas sustancias psicoactivas".
 
Según dijo Izaguirre, "el dealer puede vender marihuana mezclada con anfetaminas u orégano, o también ácido lisérgico por éxtasis, porque la realidad es que todo depende del cliente, de lo que estén buscando experimentar", agregando que "hay que sumar las nuevas sustancias que surgen de pruebas de laboratorio, práctica habitual en cada etapa veraniega".


Recomienda esta nota: