24/11/2015

Argentina

Cristina recibió a solas a Macri en la residencia de Olivos

La mandataria se reunió con el presidente electo y según trascendió, hablaron de la transición y la ceremonia de traspaso de mando.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner recibió al presidente electo Mauricio Macri en la residencia de Oilvos.

El domingo a la noche tras conocerse el resultado del balotaje, la jefa de estado convocó al Jefe de Gobierno porteño para hablar a solas de la transición y la ceremonia de traspaso de mando que se hará efectivo el próximo 10 de diciembre.

El presidente electo ingresó a Olivos a las 18.50 y salió casi una hora después, en un ámbito resguardado por personal de la policía bonaerense y la policía local de Vicente López. Fuentes del PRO dijeron no obstante que la cita duró apenas 20 minutos.

El jefe de Gobierno asistió acompañado de Federico Suárez, uno de sus asesores, y su vocero, Iván Pavlosky, pero el encuentro fue a solas.

La jefa de Estado felicitó a su sucesor por la victoria en el balotaje y hablaron de la ceremonia de traspaso. Según supo este medio, ella dijo que sus ministros estarán a disposición después del cambio de mando para eventuales consultas.

Una vez finalizada la reunión, Macri salió por la puerta principal de Olivos para hablar con la prensa, pero por consejo del personal de seguridad, y ante la gran cantidad de gente que se había reunido allí, dio marcha atrás y volvió a ingresar a la residencia. Minutos después, y mientras los periodistas aguardaban nuevamente por la salida de Macri, un vocero informó que el presidente electo finalmente se había retirado por una salida lateral.

Ya con Macri afuera del predio, el centenar de vecinos que se había reunido en el lugar comenzó a desconcentrarse mientras cantaban "sí se puede" y "sí se pudo", algunos de ellos con carteles de respaldo al nuevo mandatario.

Esta mañana, Macri dio algunos indicios sobre los puntos que llevaría a la reunión. "En la Argentina tenemos un bajísimo nivel de información. Eso hace que estemos ansiosos por ver cuál es el estado de las cuentas, cuántas son las reservas del Banco Central, qué son los acuerdos con China, qué son los acuerdos con Rusia. Hay muchas cosas que queremos saber para ver en qué dirección rumbeamos a partir de diciembre", explicó.

"Quiero que sea una reunión cordial y nos facilite la transición. No es tan complicada porque es corta. Espero una apertura para que podamos empezar a interiorizarnos de la situación". "Una crítica que he hecho y perdura es que hay mucho secretismo. Hoy hay un nivel de desinformación muy grande en economía", agregó el presidente electo.



Recomienda esta nota: